Conmociona el Homicidio de una Quinceañera en Manzanillo

    0

    El agente del ministerio público especializado en atención de menores infractores, del puerto de Manzanillo,  puso en calidad de detenida y ha disposición del Juez Penal Especializado en Adolescentes, a la menor de 15 años que privó de la vida a otra menor de la misma edad, en hechos ocurridos el pasado 24 de Julio del año en curso, en la población de San Buenaventura, del municipio de Manzanillo, Colima.

    En su declaración ministerial la menor infractora (detenida), manifestó ser amiga de la ahora víctima, desde hace aproximadamente seis meses, y que en ese tiempo también conoció a una hermana de la finada, y le comentó a la referida hermana que se había hecho una perforación en el ombligo para ponerse un piercing, contestándole ella que la occisa tenía uno y que se lo podía prestar porque no lo utilizaba, accediendo la menor detenida a llevárselo y que posteriormente iba a platicar con la dueña para regresárselo o en su defecto pagárselo.

    Así pasaron algunos días pero la menor infractora (detenida), no le regresaba el mencionado piercing o en su defecto se lo pagaba, por lo que la ahora víctima, el día 24 de los corrientes se trasladó al domicilio particular de la infractora probable para requerirla del pago de 200 pesos, que costaba el piercing, manifestando la agresora que no tenía dinero para liquidarlo y que de momento no la estuviera molestando en su casa, que posteriormente la buscaba para pagarle ese dinero, situación que no le pareció a la menor agraviada y molesta le dijo no me voy a retirar de tu casa hasta que me pagues el dinero que te estoy cobrando, y procediendo según la detenida a agarrar un cuchillo que se encontraba en la mesa con el cual la amenazó a la menor detenida con hacerle un daño, pero que a fin de cuentas ésta última logró quitárselo y con el mismo le dio en varias ocasiones a la altura del cuello, cayendo al suelo gravemente herida y todavía en ese lugar la remató privando de la vida a la menor que había ido a su casa a cobrarle los 200 pesos, que era el costo del multicitado  piercing.

    Expresó que ante el temor de que llegara alguien, fue al patio y tomó bolsas de plástico color negro, tamaño jumbo, que se utiliza para la basura para depositar el cuerpo dentro de la misma, agregó que luego fue a la casa de una vecina a quien le pidió prestada la carretilla según la menor para ir a tirar una basura.

    Una vez que llegó a su casa, dijo  que con mucho esfuerzo subió el cuerpo de su amiga a la carretilla y se dirigió al arroyo seco de la población San Buenaventura, mismo que se ubica a 200 metros de su casa y para que nadie se diera cuenta le echó encima un tapete que tiene a la entrada de su casa.

    Explicó que una vez en el lugar ladeo la carretilla y el cuerpo cayó sobre la tierra y entre unos matorrales que están en ese sitio.

    A su regresó utilizó la manguera para lavar el lugar y los objetos que se habían manchado de sangre para que nadie sospechara que ahí había cometido el homicidio de su amiga, y que de igual forma entregó la carretilla que le había prestado la vecina y que  también quitó toda huella de sangre que tuviera el cuchillo, ya que éste lo seguirían utilizando en la cocina de su casa.

    Dijo que el sábado 26 su mamá le comentó que la tía de su amiga había ido a preguntar por ella, más tarde en el jardín una amiga de ambas también le preguntó por ella, contestándole que desconocía de su paradero.

    Domingo 27 de Julio

    Finalmente el domingo al mediodía, cuando caminaba por una de las calles de la población de San Buenaventura, agentes de la PPJE se le acercaron y la empezaron a entrevistar respecto al asunto del homicidio de la referida menor, contestando una serie de contradicciones respecto a los hechos ocurridos ese día que había desaparecido su amiga, y expresó que como su mamá trabajaba en la dirección de Seguridad Pública Municipal, tenía influencias y que ninguna autoridad podía hacerle nada, ya que también era menor de edad.

    Conforme al resultado de la necropsia, la menor falleció a consecuencia de las heridas ocasionadas en su cuello por arma blanca (cuchillo), asimismo no se encontró evidencia alguna que haya estado en estado de gestación, como lo señalaron algunos medios de información impresos de la entidad.

    El Gobierno del Estado a través de la Procuraduría General de Justicia, continuará  trabajando todos los días para lograr capturar a quienes en el pasado o presente han cometido hechos delictivos que vulneren los valores fundamentales de las sociedad en que vivimos, con ello damos muestra  de que en Colima, no habrá impunidad.
    Se hace un llamado a la población en general para que denuncie de manera anónima hechos delictivos a la PGJ a los teléfonos gratuitos; 01-800-581-1770, 01-800-506-8360, así como al 01-800-830-6415, de atención a víctimas y prevención del delito.

    Compartir