ARRANCA LA GUARDIA NACIONAL

0

Análisis Político

Por: Abel González Sánchez

Arrancó oficialmente la Guardia Nacional para atender el compromiso de la campaña presidencial más importante y trascendente para el pueblo de México, ya que fue la demanda más exigida en la nación para que López Obrador arrasara en las urnas, se trata de atender el gran problema de la inseguridad pública en todo el país. Con la Guardia Nacional se inicia una nueva etapa en el combate a la inseguridad en México con el despliegue oficial gradual de 82 mil elementos, dividiendo al país en 150 regiones en los 32 estados en una primera etapa, contemplan que sean 266, pero para el 2021 se estima que la corporación llegué a 120 mil guardias y a 150 mil en el año 2023.

La mayoría de las regiones fueron ubicadas en los estados de Guanajuato, Michoacán, Estado de México, Jalisco, Guerrero, Ciudad de México y Veracruz, ya que concentran a una gran población con más víctimas de homicidio doloso, secuestros y robos. Los elementos de las policías Militar, Naval y Federal del nuevo cuerpo de seguridad ya habían sido desplegados en diferentes zonas del país para auxiliar situaciones emergentes, pero a partir de ayer domingo empezaron a salir a las entidades para iniciar operaciones oficialmente como Guardia Nacional, con uniforme, armamento y vehículos asignados.

La Marina-Armada tendrá el mando en 34 coordinaciones regionales ubicadas en las costas de ambos litorales de la República, entre las que destacan el puerto de Veracruz, Matamoros, Cancún, La Paz, Ensenada, Acapulco, Guaymas, Manzanillo, Colima, etc.  El Ejército estará a cargo de los guardias en las 116 restantes, como Tijuana, Ciudad Juárez, Salamanca, Morelia, Ecatepec, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tlalpan, Tláhuac, etc. En una ceremonia ayer en el Campo Marte en la capital de la República, el Presidente tomó la protesta y abanderó a los primeros batallones de la Guardia, serán desplegados entre 450 y 600 elementos de la Guardia Nacional por región; dependerá de los índices delictivos que padezcan.

La Guardia Nacional realizará también patrullajes, labores de inteligencia e investigación de los delitos bajo la conducción y mando del Ministerio Público Federal o la Fiscalía General de la República. Actuarán en zonas fronterizas, litorales, puentes limítrofes, aduanas, recintos fiscales, garitas, secciones aduaneras, centros de supervisión y control migratorio, carreteras federales, vías férreas, aeropuertos, vías generales de comunicación y zonas turísticas. Así como en parques nacionales, instalaciones hidráulicas, vasos de las presas, embalses de los lagos y los cauces de los ríos, espacios urbanos federales, en los inmuebles, instalaciones y servicios de las dependencias y entidades de la federación.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana considera un estado de fuerza de la Guardia Nacional de 82 mil elementos adiestrados y capacitados para este este año; 51 mil de éstos provendrán del Ejército; 12 mil, de la Marina, y 17 mil 995, de la Policía Federal, en vías de desaparición total.

Apenas el pasado 28 de junio se publicó el Reglamento Interno de la Guardia Nacional de México, por las discusiones acaloradas de la oposición, y por tal motivo ayer se dio el banderazo oficial de esta institución armada de naturaleza civil que funge como policía nacional, realizando las funciones de la seguridad pública a cargo de la Federación.

Los opositores al presidente López Obrador o a Morena, incluyendo algunos gobernadores y dirigentes políticos nacionales y estatales ya habían calificado de ineficiente a la Guardia Nacional mucho antes de iniciar, y exigían su presencia en las entidades sin tener todavía aprobado su reglamento interno para operar, lo que significa que su actuación y eficiencia estará en la lupa de los partidos opuestos, aun cuando el gobierno federal de Peña Nieto, de Calderón y de Fox poco hicieron en respaldar a las entidades, pero sus partidos ni pío decían en ese tiempo, jamás una crítica.

UNIDAD POLÍTICA EN MATERIA DE SEGURIDAD Todos los partidos y los tres niveles de gobierno; federal, estatal y municipales deberían en cada estado cerrar sus filas, con gran unidad política, para obligar unir las fuerzas federales, estatales y municipales en torno a la seguridad pública, pues ninguno de ellos, ninguno, podrá solo con este gran problema en los estados y a nivel nacional, todos deben unirse en contra la violencia, todos juntos, incluyendo a la sociedad, empresarios y organizaciones, consideremos que los criminales son hijos de cientos y miles de familias que también tienen que incorporarse a esta lucha, pues tienen la mayor responsabilidad en apoyar para su recuperación, o para denunciarlos para pararlos para que ya no dañen más a la misma sociedad y darles tratamiento, porque por lo regular son adictos que dependen de otras mentes criminales. La seguridad es responsabilidad de todos, ni duda cabe, pero más de las autoridades que no se coordinan.

Publicidad