Analizan el género, familia e inclusión, en Trabajo Social

0

*Participaron Mariana Martínez del ICM, Enrique Tene del CEDEFU, y la profesora Cecilia Ceballos.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   Como una estrategia del cuerpo docente “Transversalidad e Inclusión” de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Colima, alumnas y alumnos del plantel asistieron en el conversatorio “Familia, género e inclusión: hacia la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres”, realizado en el auditorio “Carlos de la Madrid”.

En este intercambio de reflexiones compartieron sus experiencias Mariana Martínez Flores, directora del Instituto Estatal de la Mujer; Carlos Enrique Tene Pérez, director de Planeación Asistencial del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (CEDEFU) y Cecilia Ceballos, docente de la Facultad de Trabajo Social e integrante de la Asociación de Ciegos Colimenses.

Mariana Martínez Flores compartió parte del trabajo que ha realizado el ICM y los retos que plantea la instancia a su cargo en relación con la igualdad de género, y abordó dinámicas familiares específicas en atención a la violencia contra las mujeres.

Dijo que Colima tiene centros de atención en siete de los diez municipios, “lo que vuelve más eficiente las dinámicas de atención que corresponden al instituto y que nos ha permitido detectar las dinámicas familiares específicas que se dan en cada municipio”.

Es importante, añadió, “conocer las necesidades que las mujeres plantean, por lo que también es importante tener en cuenta los contextos de violencia que se dan en la entidad y que tienen que ver con las dinámicas familiares para poder responder, como institución, a cada mujer como una medida de protección”.

Informó que en 2018 se pasó de trescientas órdenes de protección a más de mil 300. Supone que esto se debe a las campañas de promoción sobre los mecanismos de protección que existen en el estado. Destacó que, en el país, el de Colima es el único juzgado que se dedica exclusivamente a dictar órdenes de protección para mujeres, “evitando con ello que el generador de violencia se acerque a la mujer y garantizando la seguridad de las niñas y mujeres de Colima”.

Compartió que la información recabada sobre las distintas dinámicas de familia, formará parte de las líneas de investigación del recientemente creado Centro de Estudios de las Mujeres, adscrito al ICM, y que podrán ser consultados en una próxima revista académica; “es un espacio para la publicación de artículos que tengan que ver con igualdad sustantiva, perspectiva de género y resultados de investigación que contribuyan para que se tomen mejores decisiones en las políticas públicas”, dijo.

En su participación, Carlos Enrique Tene Pérez explicó los alcances que se lograron con el Proyecto Internacional MUSE, el cual concluyó en octubre del año pasado y que “fue de gran experiencia para la UdeC al poner en acción buenas prácticas de inclusión en el área de la discapacidad”.

Explicó que la Universidad fue invitada a participar en este proyecto internacional junto con universidades de Europa, Argentina y Chile “para trabajar en buenas prácticas institucionales que permitieran crear las mejores condiciones para que los alumnos tengan igualdad de oportunidades y condiciones para estudiar, independientemente de la situación de discapacidad que presenten”.

Este proyecto, comentó, “promovió cambios en las formas internas de trabajar, considerando la permanencia académica e igualdad de oportunidades laborales, con lo que se crearon una serie de indicadores que, al término de tres años, hicieron que la UdeC aprendiera mucho de otras universidades, pero también compartiera las buenas prácticas surgidas en la institución. Esto llevó a la UdeC a ocupar el primer lugar en el logro de los propósitos sobre los objetivos del Proyecto MUSE”.

En su turno, Cecilia Ceballos, profesora en la Facultad de Ciencias de la Educación y Trabajo Social e integrante de la Sociedad Mexicana de Educadores con Discapacidad Visual, compartió algunas reflexiones sobre la academia.

Destacó cómo se han integrado a los planes curriculares de la Licenciatura en Trabajo Social temas relacionados con la inclusión y habló también de su participación en el diseño de estrategias para que los alumnos puedan abordar, dentro de la currícula, temas relacionados con la atención a la discapacidad, lenguaje, educación y accesibilidad.

Lo anterior, recordó, es parte de un proceso que se ha desarrollado desde 1995; “lo que en ese momento era la integración a las aulas de personas con discapacidad a partir de una política pública que apoyó este proceso, pero sin capacitar a los responsables”, dijo.

“Años después llega el modelo de inclusión y hace énfasis en que los alumnos tienen que participar y los docentes se tienen que capacitar, proceso que ya correspondió a las instituciones de educación superior, y es así como se ha incluido en el plan de estudios de Trabajo Social el tema de la discapacidad”, agregó.

Comentó, por último, que este tema y otros similares deberían incluirse en los planes de estudio, y mencionó que actualmente “las personas con discapacidad se están haciendo cada vez más presentes en diferentes espacios y se está dando una convivencia más normal en los procesos de formación y laboral. En ese sentido, la participación de la Universidad en el Proyecto Internacional (MUSE) ha fortalecido el trabajo de inclusión”.

Anuncios