Obispo alemán de “príncipe a mendigo”

0

VOZ DE AMÉRICA

México.- El papa Francisco ordenó a un obispo alemán a que abandone la diócesis mientras se investigan las acusaciones contra su persona por gastos millonarios de índole personal.

Francisco, llamado el “Papa de los pobres”, tomó la decisión de retirar a su obispo de Limburgo, Franz-Peter Tebartz-van Elst, por un tiempo indeterminado, mientras se investigan sus cuentas y el pago de 31 millones de euros, equivalente a 42.70 millones de dólares gastados en reestructurar la sede del arzobispado.

Sólo por la bañera de su cuarto de baño personal van Elst pagó 15.000 euros o casi $21.000 dólares.

El Vaticano dijo en un comunicado que el obispo “ahora no está en una posición de llevar a cabo su ministerio episcopal” y que se le ordenó que dejara la diócesis mientras se realiza una auditoría sobre sus gastos.

Esta decisión del papa no sorprende porque Francisco ya había empezado un proceso de reestructuración para limpiar las oscuras finanzas de la Iglesia que incluyen al banco del Vaticano.

Además el papa Francisco había pedido una iglesia más austera y había dicho a los obispos que no vivan “como príncipes” en discursos previos mensajes que al parecer el obispo alemán pasó por alto.

Ahora el caso de van Elst, de 53 años, se convierte en un desafío para el Vaticano porque le quedan 22 años para la edad de retiro oficial en la iglesia e incluso si renunciara a la diócesis de Limburgo, el sacerdote retendría el título y el rango de obispo, lo que significa que el Vaticano tendría que encontrarle un puesto en otro lugar. Finalmente, dijo que el ciudadano tendrá en dos días menos la información, máximo en ocho, pero si la información de oficio no está publicada en Internet serán cinco días.

 

Comentarios

Comentarios