Garantiza autonomía vida académica de universidades: Jorge Medina Viedas

0

*“El poder de la universidad es un poder moral; se construye a fuerza de vincularse socialmente con los sectores, de apoyarse en ellos para construir una fuerza; por lo tanto, el que funge como Rector tiene una comunidad que lo fortalece y en la que se respalda, en la que nutre conceptual y moralmente el espíritu de la institución”, añadió el conferencista.

Redacción|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- En el marco de los festejos por el centenario de la autonomía universitaria, a los que se ha sumado la Universidad de Colima, este miércoles el académico, periodista y analista mexicano Jorge Medina Viedas dictó la conferencia “Autonomía y ética universitaria”, en el Paraninfo, ante alumnos docentes, trabajadores y funcionarios de esta casa de estudios.

rector-jose-eduardo-hernandez-navaAntes de iniciar la conferencia, el rector de la UdeC, José Eduardo Hernández Nava, tomó la palabra para decirle al invitado que con su ejemplo, “como el de aquellos que han forjado esta gran familia universitaria, nos enseña que sólo el estudio, la lucha y el trabajo labran el camino de la autonomía universitaria”.

En este sentido, agregó el rector, “hoy somos mejores y más fuertes porque siempre hemos sido una institución tolerante para escuchar el pensamiento diferente”.

Por eso, añadió, “hoy ratifico el sentido institucional de pluralidad, democracia y apertura para escuchar a todos los universitarios y buscar soluciones en forma conjunta, siempre en un clima de respeto y en el marco de la ley, defendiendo a la Universidad con firmeza, pero también con prudencia y respeto”.

Para cerrar su participación, Hernández Nava reconoció al Consejo Universitario por su fortaleza y unidad, “que han hecho posible la estabilidad y armonía en la institución por más de tres décadas”.

En su intervención, que hizo con claridad y buen humor, Jorge Medina Viedas dijo que la autonomía universitaria llegó a México en el año de 1929 con el movimiento de la Universidad Nacional, donde adquirió un sentido vital en los universitarios. “A partir de entonces, gradualmente se fortaleció como su derecho más apreciado y se convirtió en el combustible moral de la libertad de cátedra y de la actitud crítica e independiente frente a los poderes, principalmente el poder gubernamental, y así se elevó a rango constitucional en el año de 1980”.

En América Latina, esta lucha por la autonomía inició en 1918 en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, con un movimiento liderado por Deodoro Roca y otros dirigentes estudiantiles.

Al abordar de lleno el tema, Medina Viedas dijo, entre muchas otras cosas, que las universidades y los rectores no sólo enfrentan las amenazas de grupos políticos para socavar la autonomía universitaria, sino también privaciones materiales relacionadas con las políticas de financiamiento a la Educación Superior.

Además, dijo, “cuando las universidades no son capaces de proponer sus propios programas académicos, cuando no son capaces de sostener una política fuerte, consistente, que les fundamente sus proyectos, se debilitan y entonces no les dan recursos, algo que es una condición indispensable para la vida académica autónoma de las instituciones”.

Para defenderse de las agresiones, dijo, y como no cuentan con las llaves que abren la puerta de los tesoros o de la cárcel, a lo largo de la historia “las universidades públicas pudieron dar sustento a sus actos a partir de una ética universitaria y de responsabilidad social que la vincula con los distintos sectores sociales; aquí se articula una relación en la que prosperan un conjunto de valores y de resultados que benefician a los grupos más desprotegidos”, expuso.

Por lo tanto, dijo, “no hay nada más práctico y realista que el hecho de no olvidar que históricamente la cohesión, la unidad entre estudiantes, profesores y autoridades, como ha dicho su rector Hernández Nava, ha garantizado que la autonomía sea respetada y preservada para garantizar la libertad, la independencia y la dignidad de los universitarios”.

conferencia-sobre-etica-y-automia-universitaria-en-la-udec_cEl poder de la Universidad es un poder moral, agregó, “se construye a fuerza de vincularse socialmente con los sectores, de apoyarse en ellos para construir una fuerza; por lo tanto, el que funge como rector tiene una comunidad que lo fortalece y en la que se respalda, y en la que nutre conceptual y moralmente el espíritu de lo que debe ser la Universidad”.

Medina Viedas dijo que para preservar la autonomía universitaria se necesitan la excelencia académica, una buena comunicación con la sociedad y la comunidad, así como una política de coordinación interna ligada a los procesos sociales, en los que pueda ofrecer un servicio a los demás para que sientan que está presente”.

Luego de su conferencia, el también ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa respondió varias preguntas del público y dijo que para querer a la universidad hay que estudiar su historia y hacer lo que a cada quien le corresponde; al estudiante estudiar y al maestro dar clases, sin perder el tiempo, sin autoengañarse; “si se tiene orgullo por la institución, te vas a dar cuenta de quiénes son los verdaderos enemigos de la universidad”.

Jorge Medina Viedas ha publicado, entre otros, los libros: “Universidad, política y sociedad”, “La universidad amenazada”, “ëlites y democracia en México”, “La autonomía y otras luchas” y “Pasión, crítica por la universidad”. Ha ocupado la dirección general de RTC y del IMER, fue director de Notimex y director de comunicación social de la SEP y la Secretaría de Gobernación.

Entre los invitados a la conferencia estuvieron Christian Torres, Secretario General de la UdeC; Alicia López de Hernández, directora general del CEDEFU; Ciria Salazar, presidenta de la FEUC; Guillermina Araiza, presidenta de la ACU; Guillermo Torres, presidente de los jubilados y pensionados de la UdeC; Joel Nino Jr. en representación de la FEC y Miguel González por parte del SUTUC.

Comentarios

Comentarios