“Desde la Curul 26”

0

Pintó su raya…

Por: Juan Ramón Negrete Jiménez

Por fin el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, decidió pintar su raya con el gobierno anterior que encabezó Mario Anguiano Moreno, y aprovechando la glosa del primer informe de actividades organizada por el Partido Revolucionario Institucional, en la cancha techada de la unidad deportiva “Gil Cabrera Gudiño”, de Villa de Álvarez, dejó en claro que el partido no debe pagar las culpas de otros.

Llevaba 17 minutos de su mensaje cuando el gobernador decidió hacer el deslinde de su gobierno con el anterior que encabezó el señor de Tinajas, a quien por cierto José Ignacio Peralta en ningún momento llamó por su nombre.

El mandatario estatal afirmó que “en medio de una circunstancia en la que se ventilan algunas resoluciones jurídicas relacionadas con el gobierno que nos antecedió, por parte de los órganos competentes, es conveniente señalar que no debemos interpretar estos procedimientos, cualesquiera que lleguen a ser sus resultados, con un juicio al priismo colimense o hacia una parte de él”.

Los priistas, sabían de qué se trataba, era el deslinde entre una y otra administración. Veían que por fin José Ignacio Peralta levantaba la voz para entrar a la defensa del instituto político que le dio la oportunidad de luchar por la gubernatura, por eso el mandatario estatal decía que en ese juicio a la anterior administración, no debía enjuiciarse al tricolor.

Levantaba la voz para dejar claro que quien había actuado mal, no había sido el partido.

“No es así, pues no es el PRI, ni son los priistas los que están sometidos a revisión, sino algunos funcionarios de la administración estatal anterior, quienes deberán aclarar aspectos importantes sobre el manejo de los recursos a su cuidado en su período constitucional”, decía Peralta Sánchez, quien sacaba de su aletargamiento a los militantes que habían tenido que aguantarse un retraso de 100 minutos para que llegara el titular del Ejecutivo al evento.

Y seguía diciendo: “Lo que sí estaría muy mal hecho es que un gobierno priista, como es éste, se negara a proceder de acuerdo a los criterios de honestidad y transparencia, tan sólo por el supuesto de que el anterior gobierno también era del mismo origen partidista.”

Otro aplauso resonaba en la cancha techada de la unidad deportiva villalvarense, mientras el mandatario señala que “…eso iría contra los principios de nuestro partido político y de los la legalidad, honestidad y transparencia en este ejercicio de la acción de gobierno”.

Enseguida confiaba a los militantes que “….alguien me dijo hace unos días, hacer un juicio sobre los anteriores gobernadores afectará al PRI en los próximos procesos electorales lo digo con vehemencia. No lo creo así”.

Peralta Sánchez decía que “lo que sí iría en contra del priismo es permitir la impunidad frente a la convicción social de la corrupción en las funciones públicas; en efecto, eso sí iría en contra de nuestro partido, pues nadie volvería a confiar en nuestro desempeño al frente de las instituciones estatales y eso no podemos permitirlo”, un tercer aplauso en menos de tres minutos se dejaba escuchar.

Y luego trataba de matizar su mensaje cuando señalaba que sin embargo “eso no quiere decir que a este gobierno le interese hacer un juicio sobre los funcionarios de la administración anterior. En política no hay temas de carácter personal, sino simple y sencillamente la exigencia  en el cumplimiento de la ley”.

“No queremos hacer juicios personales, la responsabilidad recaerá en las instancias correspondientes y nosotros acataremos las decisiones que resulten del procedimiento jurídico que de ello proceda, sin prejuzgar sobre el resultado final. De esa forma le demostraremos a la sociedad que no llegamos a juzgar a nadie, pero tampoco llegamos a encubrir a nadie”.

Enseguida decía que “a lo que sí llegamos es a construir un buen gobierno. Un gobierno que le rinda buenas cuentas a la sociedad colimense, como lo estamos haciendo, por eso, además de las acciones que están emprendiendo en todas las materias, también generamos un modelo de supervisión que consta de auditorías permanentes, en periodos trimestrales, con el método del libro blanco.

Así tendremos la seguridad que todo lo que haremos en la administración estatal estará debidamente sustentado en la honestidad y la transparencia.”

Y remataba su intervención señalándole a la militancia priista de que “no se permitirá la deshonestidad de ningún tipo y en ningún grado y legarán al priismo y a la sociedad colimense, un gobierno honesto, eficiente y transparente. De esa forma, aspiramos a construir juntos una nueva etapa para la vida institucional de Colima, una etapa que llene de orgullo a los priistas y ofrezca buenos resultados a la sociedad colimense, una etapa que todos debemos construir con trabajo, con fuerza, con voluntad y con compromiso”, concluía.

“Flojo” el evento….

Del evento de la glosa, hay que decirlo que “quedó a deber”, hubo muchos comentarios, que si los regidores le quisieron cobrar la cuenta al mandatario por no haberlos invitado al evento del Teatro Hidalgo; o que nadie se quiso movilizar en los comités municipales porque no se han terminado de integrar las distintas carteras que recientemente cambiaron su presidencia y su secretaría general, pero de ahí en más nadie sabe quiénes colaborarán.

El caso es que la cancha techada no tuvo la asistencia que se hubiera deseado y menos cuando se comentó que ahí estaban los militantes de Colima, Comala, Cuauhtémoc, Coquimatlán y Villa de Álvarez.

Los grandes ausentes fueron los liderazgos de los seccionales. Estuvieron los dos alcaldes de filiación priista, de Comala Salomón Salazar; y de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez. También los ocho diputados locales encabezados por Federico Rangel Lozano, coordinador de la bancada.

Las dos senadoras la señora Hilda Ceballos de Moreno e Itzel Ríos de la Mora, así como el diputado federal Enrique Rojas Orozco.

La mayor parte de los secretarios de la administración estatal; algunos delegados federales, pero solo dos ex gobernadores, Fernando Moreno Peña y Arnoldo Ochoa González.

También estuvo el comité directivo estatal del PRI en pleno, encabezados por Rogelio Rueda Sánchez y Lizeth Rodríguez Soriano, e insisto, poco priismo del de a pie.

En fin, se dijo que los eventos de la glosa se estarán realizando en los diez municipios, va a ser interesante a ver cómo responden los comités municipales, por lo pronto el sábado anterior, desde mi particular punto de vista, le quedaron debiendo.

¿A quién se busca proteger?…

Por otra parte retomando el asunto de los informes de resultados de fiscalización superior que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), practicó a 22 entidades, que son los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los 9 organismos operadores de agua y los diez ayuntamientos, siguen dando de qué hablar.

Apenas en la columna anterior le afirmé que las cuentas presentadas por OSAFIG estaban “mochas”, bueno pues hoy se lo puedo reafirmar, pues en un breve análisis que realicé a los resultados del Libro Blanco que elaboró el despacho PricewaterhouseCoopers, S. C., resulta que no se tomaron en cuenta muchos de sus informes que se le entregaron al propio Auditor Superior del Estado, Carlos Armando Zamora González, cuando se hicieron públicos los primeros resultados.

Por ejemplo en el informe de resultados que OSAFIG entregó al Congreso del Estado, no aparece nada relacionados a los bienes muebles, inmuebles y construcciones en proceso, donde el Libro Blanco, encontró irregularidades y sin embargo en los informes entregados no se hace referencia ni para decir que analizados los mismos no encontraron nada. No, prefirieron ignorarlos.

Y hago mención a este rubro de bienes muebles, inmuebles, porque PricewaterhouseCoopers, S. C., al solicitar la integración de bienes muebles al 31 de diciembre de 2015 y verificar que corresponda con la balanza de comprobación y estados financieros a esa fecha, señala serias deficiencias.

Destaca que se obtuvo la integración de bienes muebles al 31 de diciembre de 2015 observándose una diferencia de $348 millones 918 mil 214 pesos.

La misma se determinó como se observa en el siguiente análisis:

Bienes muebles según cuenta pública $ 738 millones 939 mil 981 pesos.

Bienes muebles según sistema SICOP 390 millones 021 mil 767 pesos, lo que arroja una diferencia de $ 348 millones 918 mil 214 pesos.

La empresa que elaboró el Libro Blanco, destaca en su información que “al solicitar la integración de la depreciación acumulada de bienes muebles al 31 de diciembre de 2015 y verificar que corresponda con la balanza de comprobación y estados financieros a esa fecha.  Se observó que el monto de depreciación acumulada de los bienes muebles (era) por $313 millones 644 mil 139 pesos (que) no está registrada en los estados financieros mostrados en la cuenta pública al 31 de diciembre de 2015.”

Sin embargo, de eso los informes de OSAFIG no hacen ninguna mención en el resultado de sus auditorías, ni señala responsabilidades, a pesar de que PricewaterhouseCoopers, S. C.,  menciona que debido a que la depreciación del ejercicio no está registrada en el estado de actividades, no se pudo llevar a cabo este procedimiento”.

Otra que pudiera ser irregularidad es la consistente en la verificación de la integración de construcciones en proceso al 31 de diciembre de 2015, donde el Libro Blanco destaca que no se le mostraron obras públicas pendientes de concluir del año de 2014 y del año de 2015.

Y precisamente debido a que no se les proporcionó la información descrita en el punto anterior no se llevó a cabo este procedimiento, y de eso OSAFIG no indica nada.

Otras discrepancias son las que en el Libro Blanco aparecen respecto al apartado de Hacienda Pública / Patrimonio, Principales reglas de registro y valoración, donde PricewaterhouseCoopers, S. C., al verificar que se hayan presentado los estados financieros de acuerdo a las disposiciones del Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC) en la cuenta pública de los años de 2014 y 2015.

“Se observó que los estados financieros que se presentan en la cuenta pública al 31 de diciembre de 2015 no se presentan de acuerdo a las disposiciones del Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC), debido a que no presenten la depreciación acumulada, depreciación del ejercicio, no se realizaron inventarios físicos de la totalidad de los bienes muebles e inmuebles a nombre del GEC, así mismo estos no se encuentran correspondidos con los registros contables, se identificaron bienes inmuebles que no se encuentran valuados y registrados en contabilidad, por otra parte no se registró el pasivo por concepto de pago de pensiones y jubilaciones”.

El Libro Blanco indica que “al verificar que se haya incorporado a los estados financieros al 31 de diciembre de 2015, la depreciación acumulada y depreciación del ejercicio de los activos fijos tal y como lo establecen las disposiciones del CONAC.

Se observó que la depreciación acumulada y la depreciación del ejercicio de los activos fijos no se encuentran registradas en los estados financieros que se presentan en la cuenta pública al 31 de diciembre de 2015.”

Asimismo al verificar que se hayan llevado a cabo inventarios de la totalidad de los bienes muebles en uso por parte del GEC y que esto correspondan con los registros contables al 31 de diciembre de 2015, tal y como lo establecen las disposiciones del CONAC.

“Se observó que se realizaron inventarios físicos de la mayoría de los bienes muebles a nombre del GEC, así mismo se identificó una diferencia de $348 millones 918 mil 214 pesos. La misma se determinó como se observa en el siguiente análisis:

Bienes muebles según cuenta pública $ 738 millones 939 mil 981 pesos.

Bienes muebles según sistema SICOP 390 millones 021 mil 767 pesos.

Diferencia $ 348 millones 918 mil 214 pesos.

PricewaterhouseCoopers, S. C.,afirma que se observó que no se realizaron inventarios físicos por la totalidad de los bienes inmuebles a nombre del GEC, así mismo se identificó una diferencia de $53 millones 291 mil 848 pesos. La misma es como se observa en el siguiente análisis:

Bienes inmuebles según cuenta pública $ 2 mil 829 millones 128 mil 041 pesos

Bienes inmuebles según sistema SICOP 2 mil 775 millones 836 mil 193 pesos.

Diferencia $ 53 millones 291 mil 848 pesos.

Adicional se identificó que existen 1 mil 074 escuelas y 169 hospitales e inmuebles como el Complejo Administrativo de Colima, los cuales no están debidamente valuados y registrados en los estados financieros que se presentan en la cuenta pública al 31 de diciembre de 2015, de acuerdo a las disposiciones del CONAC.

Como se puede apreciar lo que para PricewaterhouseCoopers, S. C., fueron irregularidades y así están especificadas en el Libro Blanco, para el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental, no las consideró así y no hace ningún señalamiento de presuntas irregularidades en la cuenta pública de 2015… ¿sabe? Esto huele cada vez más feo…

Para cerrar…

**Solo darle a conocer que en la pasada sesión ordinaria del Congreso del Estado, los diputados presentaron el acuerdo legislativo, donde aprobaron que los casi 2.5 millones de pesos correspondientes a los tres últimos meses de este 2016, que eran parte de la partida Previsión Social Múltiple, que ya no recibirán desde este mes de octubre nuestro tribunos, se canalizarán al Instituto Estatal de Atención para Adultos, para que pague pensiones a los adultos en plenitud.

Se suponía que este acuerdo legislativo ya había sido consensuado con todos los grupos parlamentarios, sin embargo cuando se puso a la consideración del pleno, la ex coordinadora del grupo legislativo del PAN, Martha Leticia Sosa Govea, propuso que la mitad fuera para los adultos en plenitud y la otra mitad se canalizara a los asilos de ancianos, que tampoco reciben recursos suficientes para atender a personas de muy avanzada edad.

La propuesta no era mala, sin embargo al final se mantuvo sin cambios el acuerdo legislativo.

**En otro tema le informo que este miércoles está citado a comparecer el Procurador General de Justicia del Estado, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, a las 10:00 horas, para que informe al Congreso el avance que registran las dos demandas penales interpuestas en contra del ex gobernador Mario Anguiano Moreno; el ex Secretario General de Gobierno, Rafael Gutiérrez Villalobos; la ex Secretaria de Finanzas y Administración, Blanca Isabel Avalos Fernández y otros ex funcionarios.

El motivo argumentado, según dijeron los legisladores, es porque no tienen ninguna noticia acerca de los avances de la denuncia interpuesta por el Congreso del Estado, desde el mes de junio, ni tampoco de la denuncia interpuesta por el OSAFIG.

De acuerdo a los comentarios de los legisladores, “este es de los asuntos que nos deben ocupar, pues no debe quedar sin castigo el saqueo de los recursos del pueblo”.

Por el momento hasta aquí la dejamos… estaré pendiente de lo que suceda en el Congreso y “Desde la Curul 26”, le estaré comentando…. Hasta la próxima.

Comentarios

Comentarios