Colimenses Responden al “Procesazo”

    0

    En su portal de internet, www.proceso.com.mx el semanario proceso publica las respuestas de los colimenses y por considerarlo de interés para los lectores de Colima Noticias, reproducimos las cartas enviadas a este importante semanario de corte político y que fueron publicadas en la sección opinión, Palabras del Lector.

    ROGELIO GUEDEA: MORENO PEÑA, CORRUPTO Y DESHONESTO

    Señor director:

    Respecto al artículo Colima: todos están en el narco, publicado en Proceso 1687 el 1 de marzo y firmado por Jorge Carrasco, quisiera hacer sólo un par de observaciones.

    Si bien es cierto que algunos familiares de los candidatos del PRI y del PAN han estado vinculados con el narcotráfico, y algunos de ellos inclusive han tenido problemas de adicciones, también lo es que este aspecto ha sido y será utilizado para denostar a los punteros que no están relacionados con el grupo de poder priista que lidera el exgobernador Fernando Moreno Peña, quien, a través del Diario de Colima, apoya de manera visible y con fines personales las candidaturas del diputado Arnoldo Ochoa, del senador Rogelio Rueda y ahora del exsecretario general de Gobierno Héctor Michel Camarena.

    Las denuncias de vínculos con el narco son cobijadas por el Diario de Colima, cuyas actividades corruptivas y el ejercicio de un periodismo de calumnia son ya del dominio público. Allí, el grupo de priistas mencionado la ha emprendido, por ejemplo, contra el candidato mejor posicionado del PRI, el ahora alcalde con permiso Mario Anguiano Moreno.

    Aunque Anguiano Moreno tiene algunos familiares relacionados con actividades ilícitas que inclusive purgan condenas, nadie puede juzgarlo a él por delitos que no cometió, ni siquiera presuponer que los cometerá, porque la ley en ese sentido no especula.

    El mismo rotativo que hoy protege al exgobernador Moreno Peña señaló en otros tiempos los vínculos de éste con personajes ligados al narcotráfico. Si ese tipo de nexos fueran suficientes para descartar a quien los tenga, Moreno Peña nunca habría sido rector de la Universidad de Colima, y mucho menos gobernador del estado. Fue esa una prueba irrebatible de que nadie tiene que pagar deudas ajenas.

    Lo que ahora preocupa es que esta corriente de denuestos contra personajes políticos que participarán en las elecciones del 5 de julio surta los efectos esperados por los grupos de poder que tienen ambiciones macabras para Colima, principalmente las ejercidas por el grupo liderado por Moreno Peña, el más autoritario, corrupto y deshonesto de los servidores públicos que haya tenido esta entidad. Ahí está la hemeroteca del Diario de Colima para confirmarlo.

    Dicho grupo de poder incluye ahora también al rector de la Universidad de Colima, Miguel Ángel Aguayo López, quien por debajo de la mesa tiene relaciones turbias y muy cercanas con Arnoldo Ochoa y Moreno Peña.

    Lo más preocupante es que estos candidatos puedan hacerse del poder por la vía del denuesto y la calumnia, porque eso significaría acreditar la antidemocracia, el autoritarismo y el poder tiránico.

    De ser así, no sólo saldría perdedora la sociedad colimense, sino muchos jóvenes que se están formando en nuestra alma mater y que no merecen volver a tener otro rectorado caracterizado por reprimir el pensamiento crítico y la libertad de las ideas, algo que ya empieza a hacer Aguayo López. (Carta resumida.)

    Atentamente

    Rogelio Guedea
    Senior Lecturer
    Spanish and Portuguese Programme Coordinator
    Department of Languages and Cultures

    NUNCA GESTIONÉ LIBERTAD ANTICIPADA: ROGELIO RUEDA SANCHEZ

    Señor director:

    En relación con el reportaje firmado por el periodista Jorge Carrasco Araizaga, publicado en Proceso 1687 el 1 de marzo de 2009, me permito precisar lo siguiente:

    –En el reportaje se reproduce un oficio dirigido a mí con fecha 3 de septiembre de 2007. Al respecto, quiero manifestar que di seguimiento a dicha solicitud –mediante oficio del 15 de noviembre de 2007 dirigido a la entonces comisionada del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, licenciada Celina Oseguera Parra– solicitando la verificación “de la situación jurídica de Gustavo Anguiano Gutiérrez y Humberto Anguiano Moreno”. Como consta en la copia de dicho oficio –que anexo–, mi intervención en el asunto se limita a solicitar información sobre el estado que guarda la situación jurídico-penitenciaria de las dos personas mencionadas.

    –El oficio prueba que en ningún momento gestioné la libertad anticipada de los internos, como lo insinúa el reportaje del señor Carrasco Araizaga.

    –En asuntos de este tipo, mi intervención como senador de la República se aboca a dar cauce a las solicitudes que me formulan autoridades y ciudadanos colimenses en estricta concordancia con las disposiciones legales aplicables.

    –Mi apellido materno es Sánchez, no Hernández.

    Atentamente

    Rogelio H. Rueda Sánchez

    LA INFORMACION ME CAUSA DAÑO MORAL: RAFAEL ORDORICA

    Señor director:

    En relación con la nota Colima: todos están en el narco, aparecida en Proceso 1687, donde se refieren a mi persona como un empresario cercano al precandidato Mario Anguiano Moreno y afirman que me quedé con propiedades a nombre de Germán Torres Anguiano, me permito hacer las siguientes precisiones:

    –En mi actividad empresarial, iniciada desde 1963, siempre he cumplido con mis obligaciones ante las instancias correspondientes, y en ningún momento mi familia o yo nos hemos relacionado con el tipo de personas que ahí se señalan.

    –Niego de manera categórica las imputaciones que se hacen en el material publicado, aludiendo a supuestos reportes de inteligencia –sin especificar de cuál dependencia nacional o extranjera se trata– y a expedientes judiciales. Nunca he sido requerido por ninguna autoridad policiaca o judicial del país en los temas relacionados con la nota que difundieron.

    –No tengo ningún tipo de cercanía con el aspirante del PRI a la gubernatura del estado, como hacen suponer. Su nombre y el de muchos políticos me son familiares de la misma manera que los de aquellos que nos gobiernan, no sólo en Colima, sino en el país.

    Quedo a la espera de que se haga la corrección pertinente. Por el momento, me reservo el derecho de recurrir a instancias judiciales al considerar que la información difundida es difamatoria y me causa daño moral.

    Atentamente
    Rafael Ordorica Suárez
    Colima, Col.

    http://www.proceso.com.mx/palabradelector.php?articulo=146936

    México, D.F., 9 de marzo de 2009

    Compartir