SE DISPUTAN RANCHO DE JAVIER GARCÍA: PGJEJ

    0

    Javiercillo fue sepultado donde quería pasar el resto de sus días, según sus familiares, un sepulcro en su amado rancho Pueblo Viejo, ubicado en el poblado de Tepames, Colima. Fue en una loma, en un punto en el cual se puede ver parte del vasto terreno.

    En la ceremonia no reinaba la unidad familiar, ya que aparentemente una disputa entre sus parientes por el predio desencadenó en la tragedia que ahora viven los deudos de García Morales, o cuando menos eso indican fuentes cercanas al caso.

    En una rueda de prensa realizada ayer, el procurador de Justicia del estado, Tomás Coronado Olmos, dijo que la línea de investigación más fuerte para esclarecer el homicidio es precisamente el litigio del rancho Pueblo Viejo, aunque hay otras.

    “El problema de tierras en una línea de investigación, las actividades que realizaba en el vecino estado de Colima, de la actividad que realizaba él en diferentes ámbitos como el empresarial y como abogado, hay muchas líneas de investigación”, dijo el funcionario.

    Trascendió que hace dos meses Javiercillo se vio inmerso en un pleito con varios de sus familiares, en el cual las armas salieron a relucir. Nadie disparó, pero hubo amenazas de muerte en contra de García Morales.

    El martes pasado, Javiercillo fue asesinado de siete balazos a manos de un hombre de entre 25 y 30 años, quien lo atacó en la esquina de las calles Providencia y Bogotá, en la colonia Providencia de Guadalajara, cuando pretendía entrar a un restaurante ubicado en ese lugar.

    En el sepelio se supo que los familiares que tienen actualmente la posesión de Pueblo Viejo decidieron enterrarlo en este predio para evitar ser despojados por aquellos con los que el nieto de García Barragán tenía conflicto de intereses.

    Al parecer, debido a que el difunto procreó hijos fuera de su matrimonio con Alma Machuca de García y otra mujer, de quien los entrevistados no revelaron su identidad, existía la posibilidad de un litigio largo y desgastante para la ya cansada familia del heredero de García Paniagua, político jalisciense que aspiró a la Presidencia de México en el siglo pasado.

    Ayer, durante el sepelio, la familia de Javiercillo pidió que se respete su tiempo de luto; una vez pasado cooperarán en todo lo que sea necesario para esclarecer su muerte. Por lo pronto, no han aportado datos al personal de la Procuraduría de Justicia de Jalisco que investiga el caso.

    “No nos han permitido tener esa información porque la familia nos pidió que respetáramos el momento de luto y que una vez que pasara esto íbamos a seguir trabajando. Esperamos dar con los responsables a la mayor brevedad posible. Nosotros no podemos exigir a los deudos, personas, familiares del ahora occiso, no les podemos exigir que nos den la información, nosotros actuamos de buena fe, nosotros queremos saber quién cometió este crimen, una vez que se decida quien tenga información, nos va a dar más luz en la investigación para saber qué fue lo que pasó”, explicó Coronado Olmos.

    Compartir