Rinde Claudio Homenaje a su padre Alberto Isaac

    0

    El primogénito del caricaturista, pintor, ceramista, periodista, deportista, guionista y director de películas como En este pueblo no hay ladrones, El rincón de las vírgenes y Mujeres insumisas, narra en este volumen, los vericuetos de la trayectoria de Alberto Isaac Ahumada, quien falleció el 9 de enero de 1998.

    Claudio, también cineasta y caricaturista, aborda la experiencia de un conflictivo viaje que realizó con su progenitor, así como la historia de cinco nadadores mexicanos, quienes hicieron un recorrido en auto hasta Estados Unidos, para participar en una competencia, de la cual resultó ganador su padre, quien fue campeón nacional de natación y participó en los Juegos Olímpicos de Londres y Helsinki.

     
    Para ello, el también director, caricaturista y escritor comenzó a juntar las notas desde 10 años atrás, y les empezó a dar forma a penas hace dos años, por lo que fue un trabajo que, dijo, le implicó mucho tiempo, ya que las anécdotas datan de 1945, hasta crear Cenizas de mi padre.

    Alberto Isaac Ahumada nació en la Ciudad de México, en el barrio de Coyoacán, el 18 de marzo de 1923, pero creció en Colima, donde desde muy pequeño radicó junto con su familia e hizo la mayor parte de sus estudios.

    Mostró desde temprana edad su pasión por los deportes, específicamente por la natación, disciplina en la que consiguió los campeonatos nacionales en las pruebas de 100, 200 y 400 metros libres entre 1941 y 1953.

    Posteriormente, se especializó como maestro normalista, profesión que ejerció durante dos años hasta que decidió incursionar en el periodismo.
    También tuvo éxito como caricaturista en diversos diarios de circulación nacional, como El Universal, El Sol de México y Novedades; además, sus trazos trascendieron internacionalmente.

    Su carisma y talento profesional lo llevaron a dirigir por un tiempo el suplemento de espectáculos del diario deportivo Esto; en tanto que por su desempeño como cartonista obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en 1981.

     
    Incursionó en el Séptimo Arte en 1965, se inscribió en un concurso de cine experimental con el filme En este pueblo no hay ladrones, basado en un cuento homónimo del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

    Dicha película ganó siete premios, entre los que destacan el segundo lugar de ese certamen y la Vela de Plata del Festival de Locarno, Suiza.

     
    A mediados de los años 70, le encomendaron filmar un par de importantes documentales, sobre las Olimpiadas en 1968 y la Copa Mundial de Futbol en 1970; posteriormente, dirigió Pueblo del Sol (1980). Los tres proyectos destacaron por su excelente manufactura.

    Estos trabajos le permitieron continuar su labor en la pantalla grande, por lo que rodó largometrajes de ficción como Las visitaciones del diablo, Tívoli, Los días del amor, Tiempo de lobos, Maten a Chinto y El rincón de las vírgenes (junto con Emilio «El Indio» Fernández y Alfonso Arau).

     
    Le siguieron las películas Mariana, Mariana, basada en la novela Las batallas del desierto de José Emilio Pacheco, y Mujeres insumisas.

    SU MUERTE
    Alberto Isaac murió en su residencia de la Ciudad de México, el 9 de enero de 1998.

    Compartir