Reporteros Exigen Castigo a Policías

    0

    El pasado miércoles el trabajador del periódico El Mundo desde Colima, fue confundido por los policías con una persona a la que andaban buscado, sin embargo a pesar de que el compañero se identificó plenamente ante los gendarmes y su versión fue respaldada por dos policías de barrio, los agentes municipales decidieron detenerlo y golpearlo mientras lo trasladaban a los separos de Villa de Álvarez.

    Por esta situación los presidentes del Club de Reporteros y la Pecic, Jorge Alberto Ruiz Chávez y Mario Alberto Solís Espinosa, respectivamente, decidieron condenar estos hechos, y exigir a la presidenta municipal de Villa de Álvarez, Socorro Bayardo Gaytán tomar cartas en el asunto y sancionar a los elementos que participaron en esta gresca.

    Los periodistas coincidieron que las últimas agresiones que se han registrado a periodistas locales, comienza a preocupar al gremio reporteril en la entidad, por lo que decidieron hacer publicas las agresiones de las que han sido objetos compañeros de los medios de comunicación.

    Jorge Ruiz Chávez, enfatizó que ya es momento de que los periodistas colimenses exijan un alto al abuso de autoridad que han cometido policías estatales y municipales.

    Dijo que el Club de Reporteros pedirá la intervención de una serie de agrupaciones con las cuales están hermanados, entre ellas la Federación de Periodistas Mexicanos, (Fapermex) y la Federación latinoamericana de Periodistas (Felap) para alzar la voz por estos hechos.

    Cabe recordar que hace menos de ochos días, los reporteros del periódico Correo de Manzanillo y de la cadena de noticias radiofónica Ángel Guardián, Lázaro Fernández, y Roberto Soberano, respectivamente fueron agredidos por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) mientras realizaban su trabajo reporteril.

    Por estas circunstancias, el Club de Reporteros y la Pecic , exigieron un cese al abuso de autoridad por parte de las autoridades e incluso adelantaron que en estos casos se llegará hasta las últimas consecuencias.

    Oscar Cervantes, presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en contra de los policías de Villa de Álvarez que lo golpearon y lo incomunicaron.

    Compartir