LLAMA PEÑA NIETO A RENOVAR LA ESPERANZA

    0

    Ante políticos, legisladores, gobernadores y empresarios, consideró que México necesita transitar hacia un Estado eficaz, que genere condiciones de seguridad, justicia y prosperidad.

    “Estamos convencidos de que nuestro país tiene un gran futuro por delante. Tenemos un enorme potencial que aún no ha sido aprovechado en su totalidad.

    “Lamentablemente se percibe un ambiente de incertidumbre, preocupación e intranquilidad. Nuestra generación tiene ante sí un enorme reto: acabar con el miedo”, subrayó Peña Nieto en su mensaje político en el Teatro Morelos, de esta capital.

    Antes, el secretario general de Gobierno, Luis Miranda Nava, entregó el Informe del mandatario estatal al Congreso mexiquense.

    Peña Nieto aseguró que se requiere un nuevo rumbo y visión para el país, porque “es necesario que recuperemos a México como un lugar seguro, con un horizonte positivo y capacidad para realizarlo”.

    Sin embargo, señaló que ninguna transformación será posible si antes no se sabe qué se quiere para el futuro, por lo que dijo que se debe fomentar en México el sentido de dirección, de pertenencia, de identidad y orgullo.

    “Que no haya confusiones: México tiene un claro proyecto que está contenido en su Constitución Política. Lo que hace falta es un Estado eficaz que lo haga realidad, que lo lleve a la práctica, a la vida cotidiana de todos los mexicanos”, puntualizó.

    También aseguró que la mejor oferta política no es la que condena el pasado, sino la que ve hacia delante y convoca a enfrentar los problemas, “aquella que funciona y cambia lo que debe mejorar”.

    Las transformaciones que anhelan los pueblos, dijo, sólo se alcanzan con liderazgo y gobiernos que actúan con eficacia.

    “México sabe que debe y puede transformarse. El rumbo está definido: garantizar a todos los mexicanos el goce real de los derechos que la Constitución les reconoce”, prosiguió.

    En medio de aplausos, Peña Nieto insistió en que se necesita un Estado eficaz que al resolver las necesidades de la gente proyecte a México como la gran potencia que puede y merece ser.

    Además, se dio tiempo para agradecer la colaboración que le brindaron el presidente Felipe Calderón y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.

    “Expreso mi más amplio agradecimiento al ciudadano Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, y al gobierno que dirige. Reconocemos el apoyo, solidaridad y colaboración institucional que ha tenido a favor de los mexiquenses.

    “Expreso también mi reconocimiento por la positiva y constructiva relación que hemos logrado con los señores gobernadores de nuestras entidades vecinas, así como el señor jefe de Gobierno del Distrito Federal. Su apoyo ha sido vital para generar soluciones comunes a los desafíos que nos son comunes”, enfatizó.

    Presume logros

    Señalado como puntero en el camino a las elecciones presidenciales de 2012, Enrique Peña Nieto hizo un desglose de las acciones que impulsó en su administración, y resaltó que su gobierno en materia económica ha salido adelante, pues además de reducir su deuda pública, su estado genera uno de cada diez pesos de la riqueza nacional.

    Aseguró que la economía del Estado de México es tres veces mayor que la de Costa Rica y el doble de la de Uruguay.

    En materia de seguridad, aseguró que se realizaron diversos programas, y dijo que los proyectos aplicados dieron buenos resultados.

    Citó, como ejemplo, que en 2005 había en esta entidad federativa 16.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, y ahora ocurren 7.6.

    En combate a la pobreza, señaló que la inversión creció más de 11 veces, al pasar de 285.6 millones de pesos en 2005 a tres mil 526 millones de pesos en 2011. Asimismo, agregó que la cobertura de programas sociales creció 578 veces, al pasar de 35 mil beneficiarios en 2005 a dos millones 20 mil en este año.

    En infraestructura carretera destacó que la extensión de la red de autopistas se multiplicó por cuatro, al pasar de 139 kilómetros a 562, con una inversión de 47 mil millones de pesos.

    Todos buscaban salir en la foto

    El Teatro Morelos se vistió ayer de gala para escuchar el sexto y último Informe del gobernador Enrique Peña Nieto, y se convirtió en un escenario donde se congregaron no sólo priistas, sino políticos de diversos partidos.

    Sobre la calle Lerdo, a espaldas de ese recinto, desfilaron numerosos vehículos de reciente modelo, y la gente ahí reunida intentaba descubrir quiénes eran los invitados, como si se tratara de la tradicional alfombra roja del espectáculo.

    Recién pasadas las once de la mañana, aterrizaron varios helicópteros en un hotel cercano al Teatro Morelos, en la zona centro de la capital mexiquense.

    Los gobernadores de Chihuahua, César Duarte; de Yucatán, Ivonne Ortega, y el líder de la CNOP, Emilio Gamboa, provocaron un auténtico congestionamiento cuando representantes de los medios de comunicación se acercaron para intentar entrevistarlos.

    En el interior del recinto todo fue perfectamente planeado: el ingreso y salida de los invitados, las posiciones que ocuparían —incluida la de la familia del mandatario mexiquense y de sus colaboradores cercanos—, la temperatura, el sonido, el escenario y las tres pantallas gigantes a espaldas del gobernador, con las que Peña Nieto apoyó con audio y video su mensaje.

    Con dominio escénico, sereno, clara dicción y con un traje azul, camisa blanca y corbata con diseño diagonal a rayas alternadas rojas y blancas, el mandatario mexiquense arrancó entonces su discurso.

    Enrique Peña Nieto, de un tiempo a la fecha, arranca ovaciones hasta cuando calla; las pausas para recibir la ovación del auditorio ahí reunido evidentemente fueron calculadas, como el momento en el que la mayoría a una voz, al acercarse el final del mensaje. coreaba: “¡¡¡¡¡Enrique, Enrique, Enrique!!!!!”

    Durante el evento, de aproximadamente una hora, el mandatario abordó el estado que guarda esta entidad federativa, en sus tradicionales rubros relativos a la política interior, la política económica y el desarrollo social, entre otros aspectos.

    Sin embargo y hacia el final de su discurso, dedicó algunas reflexiones que trascendieron el ámbito local, para abordar asuntos de carácter nacional, e incluso sobre el futuro del país.

    Un momento de expectación y que distrajo los reflectores hacia el ex gobernador de Coahuila y actual presidente del PRI, Humberto Moreira, fue cuando Peña Nieto destacó la independencia financiera y reducción de la deuda pública de la entidad mexiquense. Pero Moreira fue el primero aplaudir cuando Peña Nieto subrayó: “La mejor oferta política no es la que mira al pasado, sino la que ve hacia el futuro”.

    En este contexto, llamó poderosamente la atención del auditorio una breve como contundente frase del mexiquense: “Necesitamos un Estado eficaz”.

    Todo esto ante la plana mayor del Revolucionario Institucional: Humberto Moreira; el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y ex gobernador mexiquense, Emilio Chuayffet; el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas; el líder de la bancada tricolor en el Senado, Manlio Fabio Beltrones.

    El gobernador electo del Estado de México, Eruviel Ávila, el sinaloense Enrique Jackson Ramírez y la tlaxcalteca Beatriz Paredes, entre tantos otros.

    En primera fila estuvieron también el panista Diego Fernández de Cevallos y la líder de sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo.

    Apenas llamaron la atención el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, quien acudió en representación de Calderón, o Humberto Roque Villanueva, ex dirigente priista.

    Al final, la mayoría se empeñaba en saludar o abrazar a Peña Nieto, pero sobre todo “salir en la foto”.

    Como despedida, el gobernador Peña Nieto destacó en su mensaje polítivo: “Servir a mi estado y a su gente es el más alto honor de mi vida. Los mexiquenses me brindaron la oportunidad excepcional de gobernar esta gran entidad”.

    Luego, deseó suerte a su sucesor, el también priista Eruviel Ávila, a quien le dejará el cargo el próximo 15 de septiembre.

     

     

    Compartir