EN DIPUTADOS, MÁS DE 2 MIL INICIATIVAS PENDIENTES

    0

     

    De acuerdo con el estudio Reporte Legislativo, presentado por Luis Carlos Ugalde, ex presidente del IFE y ahora titular de integra lía (organización que busca la rendición de cuentas de los legisladores), durante el periodo febrero-abril de 2011 se presentaron 616 iniciativas de ley en Cámara de Diputados y 237 en el Senado. El grupo parlamentario que más iniciativas presentó en San Lázaro fue el PRI, con 226, mientras que en la Cámara Alta lo fue el PRD, con 56.

    “El activismo legislativo no es indicador ni de productividad ni de calidad ni de eficacia y sigue existiendo gran opacidad en el manejo de los recursos que manejan las cámaras, lo cual ocasiona incluso una cohesión entre los mismos legisladores”, señala el estudio elaborado por el ex consejero presidente del IFE, y director de integra lía.

    Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los diputados del PAN, fue la que obtuvo 6% de participación en las votaciones, de acuerdo con un indicador de integra lía. Le siguen los diputados Jorge Kahwagi (PVEM), con 15%, y Mauricio Toledo (PRD), con 23%.

    Esto, considerando que en promedio los diputados federales participaron en 72.2% de las votaciones, lo que equivale aproximadamente a 96 votos de 134 posibles. “No obstante, algunos legisladores registran una muy baja participación en las votaciones”, explicó. En cuanto al rezago legislativo, Ugalde dijo que en promedio las cámaras inician tarde sus sesiones y desde ahí comienza el retraso. “Con 72 minutos en promedio de retraso inician las sesiones en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado son 69 minutos”. La reflexión central, explicó Ugalde, es que hay “muchas iniciativas de ley, poca legislación”.

    La segunda conclusión a la que llegaron, dijo Ugalde, es que el alto activismo legislativo no significa eficacia. Esto, porque diputados como los del PT tienen el mayor porcentaje de intervenciones en las sesiones, con 469 durante el último periodo legislativo (febrero-marzo de este año) en la Cámara Baja. “Hablar en tribuna o presentar iniciativas de ley no es indicador ni de productividad ni de calidad ni de eficacia legislativa. El verdadero indicador de eficacia del Congreso lo constituye la calidad de la legislación aprobada y su impacto en el bienestar de la población”, dijo.

    Compartir