EL FUTURO DE LA GUARDIA NACIONAL

0

Análisis Político

Por: Abel González Sánchez.

Por vez primera el presidente del país Andrés Manuel López Obrador quien se ha caracterizado por su carácter de no admitir errores, reconoció que se equivocó y dijo; «Sí Cambié de opinión» la Guardia Nacional debe pertenecer a la Secretaría de la Defensa Nacional, y no debe haber miedo a una presunta “militarización del país” es un tema infundado, aseguró que al menos el 80 por ciento de la población mexicana le tiene confianza tanto a Secretaria de la Defensa, como a la Marina así como a la Guardia Nacional.

Mucha polémica generó la creación de la Guardia Nacional justificándola con la desaparición de la policía federal, que ciertamente tuvo excesos de corrupción sobre todo en las carreteras federales, la policía de caminos asaltaban más que las casetas de cobro, las que de por sí tienen las tarifas más costosas de todo el mundo, y nada ha cambiado a la fecha respecto a las tarifas que van en aumento, aunque las patrullas de las carreteras ya no están pintadas de blanco y negro y no cobran mochadas descaradamente como antes, pero lo siguen haciendo.

Después de tanta polémica de organizaciones y partidos, finalmente el Pleno de la Cámara de Senadores aprobó en lo general y en lo particular la minuta que reforma a la Ley de la Guardia Nacional y Seguridad Pública, y le otorga a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el control administrativo y operativo de la Guardia Nacional, la iniciativa fue avalada en lo general con 71 votos a favor, 51 en contra y una abstención del senador Ricardo Monreal, en una sesión maratónica de más de 11 horas.

RICARDO MONREAL

No cabe duda de que Ricardo Monreal líder de la cámara de senadores, sabe hacer política, está en lo suyo rumbo a la carrera presidencial del 2024, su postura es sin duda por las circunstancias especiales en que se encuentra actualmente, sin respaldo político de su partido, más bien marginado de Morena y del presidente, y en medio de los partidos y organizaciones opositoras, sin duda el haberse abstenido de votar o estar al margen le daba más dividendos políticos y reflectores que el haber apoyado a una de las partes.

ESTAMOS PEOR QUE ANTES

Podemos maquillar muchos datos estadísticos a nivel nacional y en cada uno de los estados del país, los mandatarios de la nación y los gobernadores tratan de engañar al pueblo con sus apreciaciones personales en la seguridad pública, cuando las llamas de los autos y muertes no pueden ocultarse tan fácil, pues la tecnología de la información digital dan a conocer públicamente los asesinatos diarios y algunas instituciones como las que registran los datos duros oficiales de los homicidios afortunadamente no han sido vulneradas. La triste realidad es que en 2019 hubo 34,690 asesinatos, en 2020 ejecutaron a 34, 554 personas y en 2021 hubo 33,315 homicidios, cifras que superan por mucho, muchísimo a todas las administraciones federales, podemos argumentar mil cosas, pero los datos son fríos, es la triste verdad, la violencia va en aumento y estamos peor que antes

DECISIÓN ADECUADA

Muchos pueblos y regiones de varios estados son prácticamente gobernados por la delincuencia, por ello el fondo del problema es que la Guardia Nacional no dio los resultados esperados, y ahora con el cambio a Sedena su futuro es todavía más incierto, tiende a desaparecer porque tuvo un gran error estratégico, pues estaba supedita al mando del ejército en las entidades aunque cobraban en la Secretaría de Seguridad, y pretenden ahora con esa transición consolidar una sola línea de dirección operativa y de inteligencia nacional más organizada, por ello consideramos que la decisión del presidente es la más adecuada ante las circunstancias actuales que vivía la Guardia Nacional y ante la inseguridad creciente que vive hoy el país.

¿SE ROMPE LA ALIANZA?

El PRI se mantuvo en el proyecto nacional de ampliar hasta 2028 el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, y anunció que dialogará con sus aliados por su enojo, el líder partidista Alejandro “Alito” Moreno declaró que no recibe ultimátum, ni acepta órdenes ni de aliados ni de adversarios. Siempre vamos a construir, en unidad y convicción, por el bien de México, dijo que no es traición a la Alianza, o que haya pactado un cese a la persecución política que tiene de Morena, dijo es parte de la seguridad de la nación, no debemos politizar la seguridad nacional. Señalo Alito, nadie pudiera pensar que podemos ser competitivos si no vamos en la coalición. ¿Quién gana si rompemos? ¿El PAN solo? ¿El PRD solo? Este no es sólo un tema matemático, es un tema estratégico de seguridad por la situación que vive el país.

FALTA FORMACIÓN POLICIAL

Tanto el gobierno federal como los gobiernos de los estados deben tener sus propias Secretarías de Seguridad Pública al mando de civiles, no de militares, en Colima no ha existido un solo civil como titular o Secretario de la Secretaría de Seguridad, todos han venido de otros estados ya sean militares o navales. Reconocemos que hay poca formación policial, si recordamos la propia Secretaría de Seguridad del país cuyo titular fue Alfonso Durazo y renunció para ser designado candidato y hoy es gobernador de Sonora, quiere decir que era más bien político pero no policía.

Un verdadero policía formado no anda con politiquerías ni se va de candidato, pues han designado como titulares en esas dependencias a personas carentes de formación policial, amigos cercanos del mandatario en turno, por eso las dependencias del área de seguridad son ineficientes, urge crear escuelas de profesionalización policial en beneficio de los gobiernos federal, estatales y municipales, En Colima hay cerca de 3000 policías de los tres niveles en el estado, pero sin la formación policial, muchos se formaron con la práctica, pues resulta que los gobiernos siguen contratando a desempleados que apoyan a las campañas, a albañiles, jornaleros. etc, para vestirlos de agentes con armas una vez que hacen un pequeño curso, por lógica no son hábiles y corren riesgo de morir y de no agarrar a nadie por temor o inexperiencia.

No hace muchos años aquí en Colima le presente un proyecto a un rector de la Universidad de Colima para que creara una carrera técnica o profesional para la formación de policías, pues hay jóvenes interesados en trabajar en esas áreas, inclusive comisionar o permitir a los que ya trabajan en seguridad pública o privada, pues a la fecha hay quienes no tienen ni secundaria menos bachillerato, curiosamente la respuesta del rector fue inmediata, “amigo esas carreras no son rentables” -es decir quieren sacar lana-, y lo que es peor se lo propuse también a un Secretario de Seguridad y me dijo no pierdas tiempo en eso. ¿En qué estado o país vivimos? No hay escuelas técnicas ni profesionales para formar policías en Colima, solamente el Instituto de Estudios Superiores aceptó iniciar una carrera técnica policial con el ánimo de coadyuvar en materia de seguridad, pero no tuvo apoyo ni moral ni técnico de las autoridades locales.