Colima, Sin Gobierno Después de las 3

    0

    «ES muy lamentable que a pesar de tantas carencias, problemas y necesidades de atención ciudadana que hay en nuestro estado y en cada uno de nuestros municipios, tanto el gobierno del estado, las delegaciones federales y los diez ayuntamientos, durante todas las tardes paralicen sus actividades públicas; porque si usted acude o habla por teléfono a una de las oficinas de los tres niveles de gobierno, pocos minutos antes de las 15 horas, le informan que el titular ya no está, inclusive por lo regular contesta un policía de guardia, jamás una secretaria, informando “yo no sé nada, ya no hay nadie, hable hasta mañana”.

    ¿Este es el gobierno que merecemos los colimenses? Así sucede casi en todas las oficinas públicas. Durante las campañas políticas casi todos los candidatos aseguran “si el voto me favorece, les prometo un gobierno de puertas abiertas, atenderemos durante todo el día y les daremos respuesta inmediata a sus demandas”, inclusive algunos delegados federales durante días no están en sus oficinas.

    Pero a los pocos días de que toman posesión de sus cargos, hacen todo lo contrario: las puertas de los funcionarios están bien cerradas, y si están abiertas es por dos motivos: porque todavía no se encuentran en sus oficinas porque llegan a las once de la mañana o porque ya se fueron desde la una de la tarde, pero jamás regresan responsablemente.

    El médico Roberto Ramos Bernal fue infraccionado por estacionarse por un momento en un lugar prohibido en un centro comercial, que por cierto debería ser restringido a Tránsito municipal. Le quitaron una placa a mediodía, exactamente faltando 20 minutos para las tres de la tarde. Venía de Manzanillo con la familia rumbo a Zacatecas, donde actualmente viven, pero entraron a un municipio muy desesperado de recursos económicos, sólo a comprar alimentos; intentó en recuperar su placa al ayuntamiento, a Tránsito, a la policía preventiva, no había nadie que le resolviera el problema y se tuvo que hospedar nuevamente para que al día siguiente nuestros gobernantes en horas de las 9 a las 13 horas, puedan recibir pagos, porque los empleados están sindicalizados y la caja se cierra a la una de la tarde, y es la única alternativa para resolverle este pequeño problemita, mismo que le salió en 3 mil 880 pesos por el costo del hotel con su familia, independientemente del permiso laboral de él y sus dos hijos por no poder llegar a tiempo a su destino.

    Varios gobiernos estatales y municipales han diseñado diferentes estrategias de modernización administrativa para atender a la población por la tarde, todas las áreas de gobierno de los tres niveles pueden hacer algo, como el cambio de monederos de los famosos kioscos en donde se hacen trámites del gobierno estatal, para obtener actas de nacimiento, defunción, etc., pero nunca tienen monedas y no hay dónde conseguirlas fácilmente, cuando pueden modificar el sistema electrónico a billetes.

    Las oficinas gubernamentales ya no deben estar muertas por la tarde. En los nuevos edificios del gobierno estatal o en los ayuntamientos, a ningún funcionario se le ocurre asignar personal de confianza que atienda las gestiones después de las tres; todos salen corriendo, aún cuando la mayor parte de la población trabaja por las mañanas y no pueden hacer trámites en los horarios burocráticos.

    Pareciera que a los titulares de los tres niveles de gobierno les importa un comino el desarrollo del municipio o del estado, se les hace más cómodo que sean los ciudadanos los que tengan que dejar de trabajar o pedir permiso un día para que vayan a realizar dicho trámite en horas adecuadas a los burócratas. Lo curioso es que en esta irresponsabilidad gubernamental tanto el PRI como el PAN, hacen lo mismo. La situación actual exige modernizarnos en muchos aspectos y uno de ellos es precisamente este problema expuesto.

    Compartir