Aumentará el trabajo infantil en México por Covid-19

0

Diario de un Centenials.

Por: Consuelo Araujo.

La pandemia covid-19 ha venido a dejar a cientos de familias mexicanas sin empleo, provocando que muchas de ellas recurran a la necesidad del trabajo de sus hijos e hijas, como una alternativa para el ingreso económico del hogar. Existen pruebas que señalan que el cierre de planteles educativos ha sido índice de que aumente el trabajo infantil a lo largo de estos meses de encierro, y tristemente se pronostica que muchos padres ya no se encuentren en la posibilidad de enviar a sus hijos a la escuela.

El trabajo infantil es considerado como toda actividad laboral que priva a niños, niñas y adolescentes de sus derechos, afecta su potencial o perjudica su desarrollo físico y psicológico. Este concepto es originado por temas de discriminación, pobreza, problemas económicos, diversidad de clases sociales, etc. Lo anterior, limita el desarrollo pleno del niño, respecto a sus facultades durante la etapa más significativa que puede experimentar una persona: la infancia. Considero que el único recuerdo que debería grabarse en la memoria de ellos, tendría que ser la alegría de ir a la escuela, de jugar con sus amigos por las tardes, salir a pasear con su familia, tener el estómago satisfecho, ser feliz, entre muchas otras. De lo contrario, para muchos sus recuerdos serán relacionados con las largas jornadas de trabajo en condiciones denigrantes, los malos tratos de quienes lo rodeaban, la sensación de hambre y sed, etc. 

Según datos de la UNICEF, en el 2014, “México dio un paso muy importante para combatir el trabajo infantil  reformando su Constitución para elevar la edad mínima para el trabajo a los 15 años.” Por lo que es evidente que es ilegal contratar a niños menores de dicha edad y sobre todo imponerles dicha realidad en sus vidas. Sin embargo, aun cuando en nuestro país se han reconocido avances en dicho tema, de acuerdo al Módulo de Trabajo Infantil de la Encuesta Nacional sobre Ocupación y Empleo, dentro de la comunidad mexicana existen 3.64 millones de niños y niñas menores de 17 años ejerciendo algún trabajo, de los cuales 1.1 millones se encontraban entre los cinco y los 13 años; es decir, alrededor de una tercera parte se encuentra por debajo del límite legal para trabajar.

Lo anterior nos invita a la reflexión, mi estimado lector, sobre las tristes realidades que se viven y de la lucha que se ha generado por erradicar los abusos laborales en referencia de los niños, niñas y jóvenes. Todos los estudios y datos que se han realizado, nos revelan unos de los grandes desafíos de la actualidad y que probablemente serán mayores en un futuro en consecuencia de la pandemia por la enfermedad Covid-19. Como resultado, se ponen de manifiesto los retos entre el desarrollo y trabajo infantil, y la urgencia de que el gobierno implemente programas, acciones y nuevas políticas que brinden oportunidades a niños y niñas de nuestro país, para que logren tener una vida digna dónde trabajar no sea su prioridad, sino que sea la educación su principal opción para lograr tener un vida digna.

Compartir