TONALTEPETL

0

Por: Gustavo L. Solórzano

“Hay quienes creen que el destino descansa en las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres”. Eduardo Galeano, escritor uruguayo.

Desde el despertar de su conciencia, el ser humano ha tratado de entender su entorno; la naturaleza y el cosmos, han sido sin duda su mayor centro de atención. Grandes hombres y mujeres han dejado serias investigaciones sobre temas diversos que tienen que ver con el probable inicio de la vida en nuestro planeta, por un lado y por el otro, conocer  el origen y la presencia de Dios. La palabra o escrituras  sagradas, dicen que los designios de Dios son inescrutables, como lo es su origen; el hombre acostumbrado a dar testimonio solo de lo que ve y puede tocar, ha perdido el rumbo espiritual y se ha centrado en el materialismo, el propio Tomás duda de la resurrección de Jesús, hasta que el mismo se le manifiesta y le dice: “Mete tu dedo aquí, y ve mis manos: y alarga acá tu mano, y métela en mi costado: y no seas incrédulo, sino fiel”. Juan 20:27-29.

Muchas han sido las pitonisas y muchos también los hombres de fe que se han adelantado a la historia con sus premoniciones. “Hoy el hombre ya no se comunica con Dios, solamente pide, pide y pide”, dice una mujer “y como no recibe lo que pide, entonces niega su existencia”. “Los propios representantes del hombre crucificado viven en la opulencia y han olvidado toda humildad”, dice un señor. Con esto señalo que la gente en todo está, de todo se da cuenta y naturalmente al pueblo que fueres haz lo que vieres. Lo anterior me parece bastante comodino, una forma de justificar, ¿si aquel lo hace por qué yo no? Deseo estarme explicando.

Muchos de esos profetas pues, les ha dado por predecir catástrofes, muerte y desolación en todos los tiempos, ninguno dice que nos vamos a sacar la lotería o predice aspectos halagüeños que representen bienestar. Bueno, leyendo y escuchando, hace algunos años supe de Francisco Cándido Xavier, quien fue una especie de profeta contemporáneo que al parecer, después de estar desahuciado y clínicamente  muerto, volvió a la vida y entonces ésta cambio por completo. Muchas personas tienen un estadío de crisis en su vida y entonces algunos dones despiertan en ellos. La historia tiene ejemplos para dar y repartir al respecto.

En alguna de las entrevistas que concedió antes de su partida terrenal, Francisco “Chico” Cándido Xavier, narra el hecho de que todas las obligaciones kármicas que estaban previstas para que sucediesen al final del siglo XX quedaron entonces en suspenso, por la Misericordia de los Cielos, para que nuestro mundo tuviese una última oportunidad de progreso moral. Chico Xavier agrega ““Nuestro Señor deliberó conceder una moratoria de 50 años a la sociedad terrena, a comenzar el 20 de julio de 1969, y, por tanto, a terminar en julio de 2019”, solo existe una condición. “Si las naciones terrenas, durante este período de 50 años, aprendiesen el arte de la buena convivencia y de la fraternidad, evitando una guerra de destrucción nuclear, eso será suficiente”. La tarea es sin duda muy dura, ojala lo logremos, pienso que estamos a tiempo.

ABUELITAS:

La necesidad laboral y económica, hace que muchas personas soporten la pobreza humana y “profesional” de sus jefes. Indudablemente cuando la gente no está preparada y del cielo le cae la torta, suele pasar que lejos de valorar la oportunidad para servir, se sirva. Dicen que en Estados Unidos el peor enemigo del mexicano es el mexicano mismo, por eso no voy. Bueno, en Colima estado, las empresas que han venido a desplazar a la tiendas de abarrotes han dejado mucho que desear en cuanto al mal trato hacia su personal, importante que las autoridades competentes intervengan y ofrezcan una solución en absoluto apego al respeto de los derechos humanos de esos trabajadores. Es cuánto.

Anuncios
Compartir