Reporta México altos índices de enfermedades por alimentación

0

Redacción|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- Buenas conductas de salud en nuestra cultura contribuyen de manera significativa en la inocuidad de los alimentos que consumimos. Con alimentos limpios y de calidad prevenimos graves enfermedades y gasto en atención médica, pérdida de productividad, costos económicos, pérdidas comerciales y hasta efectos negativos sobre el turismo.

Con la experiencia de la práctica en el manejo de frutas y verduras, la coordinadora de inocuidad en Frutos de Jalisco, Rosa Isela Miranda González, impartió la conferencia “La inocuidad en los productos del campo” durante la 30 Semana del Químico que cada año organiza la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Colima.

Egresada de Ingeniería en Química de Alimentos por la máxima casa de estudios colimense, Miranda González compartió puntos básicos de la inocuidad en México y resaltó que la finalidad es educar al consumidor “porque el riesgo de adquirir enfermedades por lo que comemos es permanente”.

Como ejemplo, la ingeniera recordó que “probar la fruta en el mercado después de limpiarla con la mano o la ropa, es una práctica muy común y riesgosa porque no sabemos qué tocamos antes, y seguramente aquélla no está completamente libre de contaminantes”.

A través de infografías, la ingeniera mostró que en América Latina, de 1997 al 2002, México fue el país que más muertes reportó debido a enfermedades por alimentos con 461 brotes, 9 mil 889 afectados y 109 de fallecidos; a diferencia de Argentina, que tuvo 147 brotes, 3 mil 149 personas afectadas y 5 fallecidos, o de Colombia, que sólo tuvo 1 brote con 19 afectados y ningún deceso.

Ante el panorama pidió considerar los casos que no reportamos. Y preguntó a todos los asistentes quiénes se han enfermado al menos una vez por comer alimentos contaminados, a lo cual respondieron todos afirmativamente. De igual forma cuestionó quiénes acudieron a la institución de salud para atenderse.

Como coordinadora de inocuidad en una empresa que maneja frutas y verduras, Miranda González explicó que este proceso comienza en el campo y termina en la mesa. “Desde el campo –dijo– se deben aplicar las buenas prácticas agrícolas que garanticen que los productos se obtengan en condiciones higiénicas adecuadas”.

También en las etapas de tratamiento, empacado o transformación de alimentos (cuando se hace como mínimo un corte), en la preparación, envasado, transformación, transporte y empaquetado. “Durante todo el proceso se registra cómo llega el producto, cómo se traslada, la limpieza del transporte para identificar dónde pudo estar la contaminación o se puso en riesgo”, reseñó.

Simultáneamente, en la Semana del Químico, celebrada en el Archivo Histórico de la Universidad de Colima, el catedrático del plantel de la materia Tecnología Farmacéutica, Néstor Mendoza, impartió la conferencia “La química detrás de los cosméticos”.

Anuncios