Por cada cirujano plástico certificado hay nueve charlatanes

0

COLIMANOTICIAS

TMMX

Colima, Col.- Con la esperanza de conseguir un físico atractivo, mujeres de todas las edades se han sometido a procedimientos y métodos en consultorios o lugares en donde operan médicos charlatanes que, bajo promesas de bajar de peso y medidas, desvanecimiento de arrugas, aumento de senos, glúteos y piernas, por una baja cantidad de dinero han puesto en riesgo la vida de las mismas.

Y aunque la piratería es considerada como uno de los delitos y problemas que más ha proliferado en el país en los últimos años, en el ámbito de la medicina no hay excepción, pues este rubro se ha plagado de médicos charlatanes.

El médico cirujano plástico certificado por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, Michael Johannes Hirsch Meillón, detalló que esta asociación tiene registrados a mil 200 doctores en todo el país, y según datos proporcionados por esta institución, por cada uno de ellos existen nueve charlatanes.

Explicó que en Colima solo hay cinco doctores certificados como cirujanos plásticos y se anuncian muchos más; sin embargo, en el sitio de internet de la AMECPER se puede comprobar si el médico tratante está inscrito.

Además, indicó otro sitio de internet, certifica que se han actualizado en los procedimientos quirúrgicos estos médicoswww.consejocpr.org.mx, en donde se emiten las certificaciones y re certificaciones.

Es así como reiteró que las personas que van a someterse a un procedimiento quirúrgico deben asegurarse que se trata de médicos o personas que no están capacitadas para realizar este tipo de trabajos, porque muchas veces lanzan propagandas de trabajos a muy bajos costos, pero la realidad es que esto puede costarles la vida a los pacientes.

Michael Hirsch apuntó que si no se atiende este problema, puede llegar a presentarse fuera de control a pesar de que hace poco se hicieron adecuaciones en la ley Federal de Salud, donde se especifica quiénes son los autorizados para realizar intervenciones de este tipo y los reglamentos que las regularicen.

Señaló que con el surgimiento de las escuelas de supuestos médicos esteticistas, el problema creció de manera considerable, “no existe la especialidad médico esteticista o de cirujano estético, si alguien presenta este nombramiento hay que desconfiar”.

Reiteró que no existe una cultura de denuncia hacia malas prácticas estéticas, pues los pacientes lo guardan en el anonimato.

 

Anuncios

Comentarios

Comentarios