El ritual de la depilación y 6 errores que debes evitar

0

COLIMANOTICIAS

México.- La depilación es uno de esos rituales que nadie te enseña, es como aprender a andar en bici o estacionarse en paralelo; si no te enseñas tú solita a hacerlo, simplemente nadie lo hará. Y una vez que crees que ya le agarraste la onda, empiezas a ver por la web que todo este tiempo has estado cometiendo errores.

Y la verdad es que parece de lo más instintivo; te pones crema para afeitar o jabón, sacas el rastrillo y listo. Pero si te la pasas sufriendo de comezón en las piernas y el vello parece crecer cada 10 minutos, es posible que algo estés haciendo mal.

Error número 1: Usas jabón

Para una depilación suave, el jabón no es lo mejor. ¿Por qué crees que existen cremas y geles para afeitarse? No es por pura vanidad, lo que hacen es minimizar el enrojecimiento de la depilación. Es súper importante que tu piel reciba una humectación y que el vello se suavice. De esta forma habrá menos irritación.

Error número 2: Depilarse tan rápido como entraste al baño

Sin importar qué tan acostumbrada estés en depilarte, el proceso es un poco tedioso. Y como dicen, entre más rápido, mejor… pero en el caso del afeitado, el tiempo es clave. Tienes que dejar que tu piel se moje y el ambiente húmedo suavice el vello. Un vello suave y folículos abiertos son los mejores ingredientes para un afeitado perfecto.

Error número 3: Pensar que entre más presión, mejor

Menos es más en cuanto a la cantidad de presión que aplicas en el rastrillo. Te verás tentada de utilizar tu fuerza, pero sólo empeorarías las cosas. Entre más presión haya, más desequilibrada estará la piel, y más probabilidades tendrás de lastimarte.

Error número 4: No exfoliarte antes

Creerás que cuando te depiles, tu cuerpo no necesita exfoliarse, lo cual es válido pues estás quitando las células muertas con el rastrillo, pero en este caso está mal omitir un paso tan importante. ¡Ojo! Depilarse no es lo mismo que exfoliarse. Si te quedan bolitas después de depilarte, sería bueno que exfoliaras el área previamente para asegurarte que el vello salga completamente. De otra forma las células muertas podrían acumularse en el rastrillo e irritar la piel poco a poco.

Error número 5: Dejar el rastrillo en el baño

¿Quién creería que los rastrillos merecen cuidados específicos? Pues dejar el rastrillo en un ambiente tan húmedo no sólo oxida la navaja, sino que también se incrementa el riesgo de infecciones. Así que deberías limpiar tu rastrillo con agua tibia, secarlo con una toalla y guardarlo en un lugar SIN humedad.

Error número 6: Apurarte

Ésta es una ley del universo: Con prisa no se hacen bien las cosas. Entre más prisa lleves, más probabilidades tendrás de lastimarte y cortarte. Si eso ocurre, limpia la herida y aplica un poco de antitranspirante para evitar el sangrado. También podrías aplicar un hielo después de salir de la regadera y acelerar el proceso de cicatrización.

 

Fuente: EME DE MUJER

Comentarios

Comentarios