EL RETO DE AMLO

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez H.

A partir del primero de diciembre, desde la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República, las expectativas de millones de mexicanos tendrán que comenzar hacerse realidad, después de un periodo de transición demasiado largo en el que hubo visos de los que será el nuevo gobierno.

Andrés Manuel asume el poder gracias a lo que dejaron de hacer sus antecesores, de ahí los grandes retos que tendrá que enfrentar, principalmente el de la corrupción que se comprometió a erradicar para cumplir con varios compromisos sociales que implican la erogación de grandes recursos económicos, de no hacerlo posible en el corto plazo, su popularidad se irá desgastando igual o más rápido que la de sus antecesores.

La Cuarta Transformación, bandera política de López obrador, arranca también en medio de la incertidumbre y la rebelión de algunos gobernadores e inversionistas con los que ha mantenido algunos desencuentros, principalmente con los hombres del dinero a quienes prácticamente puso en Jaque a raíz del anuncio de la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco.

La actitud de López Obrador adoptada durante el periodo de transición no variará porque así le conviene, incluso además de sus compromisos de acabar con la corrupción, la impunidad y de entregar aportaciones sociales y económicas a los mexicanos a manos llenas, ha comenzado agregar otros a su agenda con el propósito de llegar bien posicionado en los próximos dos años, antes de que inicien los procesos electorales locales y federal, además de someterse como se comprometió en su toma de protesta, a la revocación de mandato.

Y es que el ahora presidente, como dice que le dijo un ciclista (“tú no tienes derecho a fallarnos”) y él lo acepta “no tengo derecho a fallar”, le tiene que cumplir no sólo a los 30 millones de mexicanos que votaron por él, sino también a los otros 100 millones de personas que conforman la población de México. Ya no debe de haber pretextos desde el pasado 1 de diciembre, los resultados que vienen y a los que se comprometió, no deben ser a medias porque los costos serían altos y completos. Es cierto que algunos compromisos como el de generar seguridad requieren de un periodo mucho más largo en el entendido de que hoy el país vive un escenario de violencia e inseguridad con un alto grado de corrupción.

Hasta el momento, partiendo del periodo de transición, los mercados financieros han reaccionado negativamente por las decisiones tomadas en torno al nuevo aeropuerto, y la incertidumbre económica sigue debido a su estilo de gobernar y tomar decisiones. Es cierto que apenas inicia, pero en un escenario con grandes expectativas que él mismo creo, se requieren ya de la implementación de acciones que generen resultados efectivos y tangibles. No hay tiempo para retrasos, la valoración que los mexicanos le den al Presidente por su desempeño, van a ser inmediatos, de no ser así, la esperanza de la gente se desvanecerá rápidamente, sobre todo la de los 30 millones que votaron el pasado 1 de julio por la “Cuarta transformación”.

SE DICE QUE…

* La Cuarta Transformación arrancó con varios reclamos de sus adversarios políticos, algunos gobernadores y los dueños del dinero. Si las expectativas del presidente Andrés Manuel López Obrador no se cumplen, las rebeliones se vendrán en cascada.

*Después de 12 años de intentar asumir la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador lo logra y a partir del 1 de diciembre tiene ante sí una oportunidad que deberá enfrentar con seriedad, tiene un poder legislativo a su favor para hacer -como ya lo ha estado haciendo justificada o injustificadamente-, las reformas necesarias para dar resultados a los mexicanos.

*Andrés Manuel López Obrador asume la Presidencia de la República convirtiéndose en el primer mandatario mexicano emanado de un partido de izquierda, el reto ahora es que no se sume a la larga lista de países de América Latina (Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Venezuela, entre otros) que, siendo gobernador por la izquierda, fracasaron.

Anuncios
Compartir