El Poder Federal y los Poderes Locales Parte 1

0

Por: Mario Acevedo Manzano

Es el Gobierno el activo intangible más valioso de una Nación soberana, hay buen Gobierno, hay progreso nacional, hay mal Gobierno y se puede llegar hasta la guerra civil, así de sencillo es la diferencia entre un buen o mal Gobierno. La indignación de los colimenses por el mal Gobierno de Silverio y Mario es por la década perdida en progreso y desarrollo económico regional, durante esta década fallida, se gastaron más de 100 mil millones de pesos de recursos fiscales, en cambio los colimenses no recibimos ninguna obra importante que contribuyera a mejorar los niveles de vida, en cambio, aumento la deuda pública y dejaron al Gobierno en colapso parcial a punto de la bancarrota generalizada.

El mal gobierno de la década pasada tiene una explicación en la descomposición de las relación entre los Poderes federal y locales, si bien, cada poder local es soberano y autónomo en su operación, el gobierno federal debe cuidar el uso correcto de los recursos públicos, tanto de los federalizados como los ingresos propios de cada entidad federativa, está claro que el gobierno federal no cuida de los recursos que proporciona a cada entidad, tenemos el caso de Colima en los dos sexenios pasados y el escándalo nacional por  el pasado gobierno de Veracruz en donde su anterior gobernador robo hasta el cansancio con la complacencia del gobierno federal, pues, a sabiendas que estaba robando, le permitieron seguir en el gobierno para seguir robando y, a la fecha, existe la impunidad en el saqueo a los recursos fiscales de Veracruz.

La situación de las relaciones de Poderes inicia su deterioro en los dos gobiernos panistas anteriores al actual, entonces la posición presidencial fue de respetar la soberanía de cada Estado de la Republica y su administración debería ser en lo sucesivo autónoma y quedo muy bien expresada en aquella famosa frase del Presidente Fox cuando le preguntaron la falta de intervención del gobierno federal en Oaxaca por desmanes en esa entidad provocados por la CNTE, y Fox dijo: ¡Porque yo!, refiriéndose a la intervención del Gobierno federal en Oaxaca, Fox y Calderón tenía razón jurídica e histórica, se debe respetar la soberanía de cada Estado de la Republica y a cada gobierno local debe hacer frente a sus problemas locales, pero, al darse cuenta los Gobernadores la no intervención del gobierno federal, se despachan con la chuchara grande y las raterías se desatan en todas las entidades de la república, unas más, otras menos, pero el caos es permanente en la administración de los recursos públicos y propiciando a los corruptos el  enriquecimiento ilícito.

Las relaciones entre Poderes federal y locales debe cambiar, no hacia un centralismo presidencialista que mucho daño le hizo a los mexicanos en el siglo pasado, debe cambiar hacia una autonomía de gobierno local con capacidad de fomentar su propio desarrollo regional y cada entidad deberá administrar sus propios recursos fiscales fortaleciendo los órganos internos de control y legislar hacia una supervisión más estricta del gasto público, a tal grado que, en los primeros síntomas de un gobierno enfermo de corrupción debe intervenir el gobierno federal para evitar el caos financiero y los malos gobiernos estatales.

El Poder judicial de la Federación y los Estados es una muestra de cómo se puede impartir Justicia con la supervisión federal, cualquier decisión de los jueces locales puede ser supervisada por el Poder Judicial Federal, de igual manera, cualquier decisión de inversión pública con recursos fiscales federalizados debe ser supervisada por instancias federales para garantizar el uso correcto del gasto público.

El Senado de la Republica esta por nombrar a un fiscal general anticorrupción, entre más de treinta aspirantes, seleccionara a quien puede conducir la administración de las finanzas públicas sin los saqueos de los gobiernos locales y federal, veremos si en adelante si se aplica la Ley, o una vez más, todo queda en buenas intenciones.(continuara)

Notas cortas

6 millones de empleos en los Estados Unidos de América son los que se ocupan para producir todos los bienes y servicios que compran los mexicanos a ese país, veremos si el tal Trump puede contra los Mercados o los Mercados lo ubican en su política agresiva y racista en contra de México. Por cierto, al pueblo norteamericano le vale Wilson lo que su Presidente hable de los mexicanos, ellos continúan visitando nuestro País y en el mes de Enero los visitantes que viajaron por avión se aproximaron a un millón de personas con un aumento del 11% respecto de mismo mes del año pasado. ¿Cómo la ve estimado lector? En cambio, la industria turística norteamericana se queja de recibir un aproximado a los 200 millones de dólares menos en el mes de Enero, también comparado con el año pasado.

Comentarios

Comentarios