El Papa pide «Salvar la vida de todo ser humano» a la primera Cumbre Humanitaria Mundial

0

COLIMANOTICIAS

Ciudad del Vaticano.- La víspera del comienzo de la primera Cumbre Humanitaria Mundial, el Papa Francisco ha pedido este domingo “que los participantes se esfuercen plenamente en lograr el objetivo humanitario principal: salvar la vida de todo ser humano, en particular los inocentes y los más indefensos”. Tomarán parte en la cumbre 125 Estados y un total de seis mil participantes que representan todos los aspectos de las operaciones de ayuda humanitaria.

La actual proliferación de guerras ha provocado el mayor número de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, en torno a cincuenta millones, a los que se añaden otros diez millones de desplazados por hambre y desastres naturales.

Pero esta anomalía ha puesto también en marcha un mecanismo virtuoso para renovar el modo en que los gobiernos, las agencias de Naciones Unidas y las ONG se coordinan para que las ayudas de urgencia se lleven a cabo de modo rápido, eficaz y al menor coste posible.

El Papa ha recordado a más de setenta mil personas reunidas en la plaza de San Pedro para el rezo del Ángelus que esta primera Cumbre Humanitaria Mundial, los días 23 y 24 de mayo en Estambul, “debe adoptar medidas para hacer frente a las situaciones humanitarias dramáticas causadas por conflictos, problemas ambientales y pobreza extrema”.

Francisco ha hecho notar que “la Santa Sede estará representada por el secretario de Estado, Pietro Parolin”. La asistencia del “número dos” del Vaticano refleja la importancia que el Papa concede a esa cumbre, hostigada de antemano por las industrias que se enriquecen con los conflictos.

Hasta la Primera Guerra Mundial, las guerras las libraban los ejércitos, y el noventa por ciento de las víctimas eran militares. El panorama cambió radicalmente con el bombardeo masivo de ciudades en la Segunda Guerra Mundial, utilizando incluso bombas incendiarias y nucleares.

El resultado de la tolerancia internacional ante prácticas que son en realidad crímenes de guerra es que en muchos conflictos contemporáneos, el noventa por ciento de las víctimas son civiles.

Hace unos días, UNICEF advertía a los participantes en la Cumbre de otra tendencia todavía más perversa: los bombardeos específicos de hospitales y escuelas.

A lo largo de 2014 hubo nada menos que 1.500 episodios de ese tipo. En lo que va de año se han repetido ya en muchos países, especialmente en Siria, donde el pasado 27 de abril morían más de cincuenta personas en un hospital de Alepo, incluido el último pediatra.

Al final de su encuentro con los fieles, el Papa ha invitado a los católicos de China “a convertirse, junto con los seguidores de otras nobles tradiciones religiosas, en signo concreto de caridad y reconciliación, de modo que promuevan una auténtica cultura del encuentro y la armonía de toda la sociedad”.

Francisco se despidió con un saludo especial a varios grupos de peregrinos, incluidos “los estudiantes de Pamplona, y los fieles de Madrid, Bilbao y Gran Canaria”.

ABC

Anuncios