El gobierno estatal aumentó su deuda en un 100%: Morena

0

*Cuestiona la organización lopezobradorista el manejo de finanzas de la administración de Mario Anguiano *Llama Parra Barragán a debatir el endeudamiento con el resto de las fuerzas políticas

Juan Carlos Flores|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  El gobierno estatal aumentó la deuda pública en un 100% en tan sólo dos años, reprochó el líder estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Vladimir Parra Barragán.

En un comunicado, Parra Barragán expresó que es preocupante la irresponsabilidad de la administración estatal porque pretende solicitar un refinanciamiento con BANOBRAS por 660 millones de pesos para ser pagado a 25 años con el contubernio que se cocina entre los legisladores quienes ya comenzaron a cabildear “a puerta cerrada, para aprobar sin dilaciones la nueva ocurrencia del gobernador, Mario Anguiano Moreno, y su equipo de finanzas”.

Recordó que esta administración heredó una deuda que se ha dedicado a incrementar irresponsablemente: según cifras de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), en diez años la deuda pública en Colima creció un promedio de 21.8% anual, pasando de 181 millones de pesos en el 2000 a mil 303 millones de pesos en 2010.

A pesar de ello, en el 2011, el Congreso del Estado aprobó un crédito al gobierno de Mario Anguiano por mil 200 millones de pesos pagaderos a 20 años.

“Actualmente la deuda estatal es de alrededor 2 mil 500 millones de pesos. Con el nuevo intento de contraer crédito, se llegaría a la cifra de  3 mil millones de pesos, es decir, un aumento promedio de 100% de la deuda pública en 2 años”.

El gobierno estatal, continuó,  todavía “no atina a explicar por qué se han endeudado tanto pero nos dicen que se seguirán endeudando. ¿Qué no acaban de hacer una re-ingeniera administrativa? ¿Y los despidos de personal? ¿Y la venta de pasivos y la supuesta austeridad?”, inquirió.

Alegó que pocos son los actores políticos que se han preocupado por preguntar a fondo por el manejo del erario público, el cual “ha sido administrado de forma irresponsable y opaca, y cuando se logra obtener disposición a la rendición de cuentas, esto se hace a puerta cerrada y sin intenciones reales de escuchar. El discurso ya está hecho, en lugar de preocuparse por aceptar errores y corregirlos. Hay soberbia”.

Insistió  en la falta de rumbo y políticas públicas verdaderas, “no podemos seguir bajo la inercia que hasta hoy nos ha llevado al detrimento de los niveles de vida de los colimenses, al abandono del campo, al olvido del pequeño productor y de las micro, pequeñas y medianas empresas y los aplausos a la inversión transnacional que muy poco aporta a la economía local”.

Aseveró que hay una dependencia excesiva de la federación porque apenas se destina el 9% del presupuesto estatal a la realización de obras públicas y acciones sociales.

“Hay excesos, poca transparencia y un ejercicio autoritario de los recursos; altas cifras erogadas sin licitación pública, contratos con empresas de dudosa existencia, asignación onerosa de recursos, incluso paradojas como gastar 7 millones de pesos en asesorías externas para que le digan al gobierno cómo tramitar créditos”.

Hizo un llamado a los hombres y mujeres en el ejercicio del poder político en nuestro Estado para  actúen responsablemente conforme al mandato del pueblo “que se realice una consulta pública con quienes los eligieron para que puedan justificar el endeudamiento; o bien, construyamos un debate donde tengamos voz todas las fuerzas políticas con un enfoque incluyente,  para salvar a nuestro Estado de una debacle económica y social”.

Anuncios