Desprendimiento de placenta, entre las emergencias obstétricas más importantes

0

COLIMANOTICIAS

TMMX

Colima.- Aproximadamente 1 de cada 100 embarazos sufren un desprendimiento de placenta, que por lo general sucede en el tercer trimestre de la gestación, aunque puede suceder después de las 20 semanas.

Para el ginecólogo obstetra Eduardo González Valencia, el desprendimiento de placenta es otra de las emergencias obstétricas más importantes, ya que en un embarazo sin contratiempos, la placenta se adhiere a la pared del útero o matriz y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical, por lo que la abrupción de la placenta es una condición grave porque se separa de la pared del útero antes del parto.

Este desprendimiento puede ser parcial o completo, por lo que si esto sucede las consecuencias podrían ser fatales, ya que el bebé no recibirá suficiente oxígeno y nutrientes:

“El desprendimiento va en relación a que la placenta se desprende de donde está insertada, que puede ser en ausencia del trabajo de parto o durante el trabajo de parto”, por lo que si se presenta en la primera, quiere decir que es de forma idiomática y se desconoce la causa y si se presenta durante el trabajo de parto es como consecuencia del alumbramiento.

 

Tratamiento

El tratamiento que se aplique por parte de los especialistas dependerá de la seriedad del desprendimiento y cuán avanzado está el embarazo, explicó González Valencia, quien señaló que si la placenta se desprende por encima del 50 por ciento, la interrupción del embarazo debe ser inmediata:

“Existen dos condiciones que deben evitarse, la pérdida del bienestar del bebé o su muerte y en la medida que se tarde en resolver este problema, la paciente tendrá complicaciones en donde se perderá la coagulación en su sangre y por consecuencia pierda la vida”.

 

Signos de Alarma

En cuanto a los signos de alarma por un posible caso de desprendimiento de placenta, el doctor explicó que el signo capital es el dolor en el vientre, que puede venir o no, acompañado de sangrado tras vaginal y puede ser variable con relación a qué parte de la placenta se desprendió.

A veces estos síntomas pueden suceder sin sangrado vaginal porque la sangre queda atrapada detrás de la placenta, por lo que la atención médica es inminente, y ya será el especialista, quien basado en exámenes físicos y ultrasonidos determinará la gravedad del padecimiento.

Se determina que existe un desprendimiento de la placenta leve si se presenta entre las 24 y 34 semanas de embarazo, y se buscará que la paciente permanezca embarazada lo más posible, en reposo absoluto.

No obstante, es posible que el embarazo deba ser interrumpido si el desprendimiento se torna grave, con abundante sangrado y si el bebé presenta sufrimiento fetal.

 

 

EDUARDO GONZÁLEZ VALENCIA

 

CONSULTORIO CONSTITUCIÓN 2041 – 8

 

MÉDICA NORTE

 

COLONIA PUERTA DEL SOL

 

C.P. 28017

 

CITAS: 3138833

 

URGENCIA: 312 31 72930

 

http://www.tmmx.mx/evalencia

 

 

Anuncios