Con éxito se realiza en colonias tecomenses la charla “No soy DIFerente, soy como tú”

0

Luis Rosales Chávez|COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- Alma Araceli Pinto de la Mora, coordinadora del departamento de Psicología del DIF municipal Tecomán, calificó como exitosas las tres charlas-taller que hasta el momento se han impartido tanto en la comunidad de Ladislao Moreno como en la cabecera municipal, en la secundaria para trabajadores y en la Fundación Vidrios Figueroa, donde asistieron personas con capacidades diferentes.

El programa de los talleres denominado “No soy DIFerente, soy como tú” aborda el tema de la generación del respeto y la empatía hacia las personas que viven algún grado y/o tipo de discapacidad, expresó la funcionaria.

Mencionó que uno de los propósitos que tiene DIF Tecomán espromover y propiciar la inclusión social y laboral de las personas que viven algún grado de discapacidad. Por ello, ha puesto en marcha los talleres con los que busca sensibilizar y concientizar a la sociedad sobre los derechos de trato igualitario a las personas con discapacidad: “queremos ayudar así a eliminar las prácticas discriminatorias y promover los beneficios de una sociedad más empática, justa e incluyente”.

Destacó que se ha demostrado que las personas con alguna discapacidad no deben ser limitadas a un entorno familiar o médico-asistencial, que también desean, pueden y deben desarrollar su lado social y de pertenencia a algún grupo con personas con quiénes compartan intereses, inquietudes y metas. Por ello, resaltar la importancia de la inclusión social en sentido de infraestructura, actitud y esparcimiento.

Dijo que este concepto aborda temáticas muy importantes y hasta cierto punto tabú en nuestro país: el amor, la pareja y la sexualidad de las personas con alguna discapacidad. Con el que se busca romper esa errónea idea de que las personas con discapacidad no necesitan satisfacer su lado afectivo, emocional y sexual, que no buscan ni pueden tener una pareja que se desarrolle de manera equitativa y natural.

En muchas ocasiones se tiene una creencia equivocada donde las personas con discapacidad carecen de independencia y autonomía en muchos aspectos, y por ende, son incapaces de formar una familia, a quién cuidar, educar y proteger. “Paradigma erróneo que se busca romper porque desde hace tiempo, hemos venido arrastrando la idea de que tener un hijo que vive la discapacidad se convierte en una carga o problemática para la familia, haciendo ver siempre a la persona como alguien que debe ser protegido y tratado de forma especial”.

Pinto de la Mora resaltó la importancia del trabajo de los padres que viven con algún hijo con discapacidad “la urgencia de verlos como iguales y estar orgullosos de sus logros y objetivos alcanzados, porque es muy importante  para toda persona el obtener un trabajo e ingresos monetarios propios para lograr la independencia y autorrealización. Puesto que una seguridad financiera desencadenará confianza y seguridad en otros aspectos de su vida y plenitud como ser humano”.

Sobre el impacto de estos talleres, aseguró que se está generando una cultura de empatía, justica e inclusión social. “No hay que olvidar que la sociedad la conformamos todos, sin importar ningún tipo de condición, y todos tenemos el derecho y la obligación de contar con las mismas oportunidades de desarrollo en cualquiera de sus formas”.

Anuncios