URGENTE HACER CONCIENCIA SOBRE EL MALTRATO ANIMAL

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

En Manzanillo, en los municipios del estado, en diferentes puntos de México y en todo el mundo, hace falta hacer conciencia acerca de lo que representa la responsabilidad de tener mascotas; las personas que adquieren un perro, gato, pez, ave, conejo, tortuga, cuyo, hámster o cualquier especie que pueda ser domesticada, debe quedarles claro que son un integrante más de la casa, mismo que buscará quién lo alimente, lo mantenga aseado, limpie su espacio y lo lleve a revisiones médicas; no olvidemos que se le debe dar un tiempo de atención y calidad, ya que es un ser vivo, no un objeto decorativo.

Lamentablemente, la gente se deja invadir por las emociones y al verse rebasados por los cuidados y el tiempo que deben destinar a cada uno de ellos, comienzan a abandonarlos en la calle, o en el caso más grave, encadenarlos, enjaularlos, sin alimento ni agua, expuestos al Sol, hasta que enferman o mueren.

Existen personas con actitudes de exterminador, gente irracional, sin principios ni respeto por la vida, que le da igual maltratar a un animal o incluso matarlo. Es así que vemos videos de estas personas que con plena conciencia lastiman brutalmente a un perro o gato callejero, apedrean a un ave, un roedor o incluso disfrutan de sacar peces del agua para observar cómo se asfixian.

Lo más preocupante no es encontrarse con estas mentes enfermas que en edades adultas practican el maltrato animal, lo más delicado viene cuando los padres no educan a sus hijos desde pequeños para respetar y cuidar de los animales, tanto los silvestres como aquellos que podemos domesticar.¿Cuántas veces no hemos visto a niños usar resorteras con la finalidad de matar un ave que de manera libre vive en los árboles y el padre o madre no sólo se lo permite, sino que además compra la resortera para que su hijo lo haga? O qué le parece la siguiente pregunta: ¿Ha conocido usted la historia de algunos niños que les gustaba jugar a enterrar vivos a los pollitos o gatitos? O aquellos que hacían maldades a un cachorrito indefenso que rondaba por la calle, llámese perro o gato. Creo que debemos partir de una realidad inobjetable: Es desde la casa donde se brinda la educación más importante que en la escuela se refuerza; dicho de otra forma, las actitudes, hábitos, valores y tradiciones se aprenden en casa y se reflejan en la calle y en la escuela. Y si desde que son niños no se les educa para respetar a los animales silvestres o domésticos, entonces jamás entenderá la importancia de preservar nuestro medio.Si no les enseñamos a cuidar a los seres vivos, llámese árboles, flores, plantas diversas, animales e insectos, difícilmente comprenderá la importancia de preservar nuestro planeta cuando el maestro se lo enseña en clase.

El maltrato animal es el indicador más visible de una sociedad carente de valores, ya que si no existe respeto por quienes en su condición de seres vivos tienen derecho a vivir, no podremos pedir que respeten a los demás. Y nos vamos a un ejemplo básico, se supone que la iguana es una especie protegida; sin embargo, el salvajismo de los conductores o de aquellas personas que gustan de cocinarlas, siguen exterminándolas sin que nadie denuncie para evitar que esto siga ocurriendo.En el caso de perros y gatos es igual, ¿cuántas veces no hemos visto un perro destrozado en el libramiento El Naranjo o en alguna vialidad de Manzanillo sin que nadie denuncie al que lo hizo o ya de menos lleve al animalito a recibir atención médica y si ya es inevitable, retirarlo del camino para evitar que los autos o camiones lo despedacen a su paso continuo?, ¿cuándo hemos visto una denuncia hacia una persona que da mala vida a sus mascotas, que las tiene en el Sol, en condiciones deplorables o que los maltrata golpeándolos brutalmente? Hay muchos que realmente están haciendo mucho porque los animales tengan voz y derechos, el principal de ellos es ser respetados, a que ya no se llamen dueños sino tutores, en el entendido de las responsabilidades que esto conlleva.Hay Asociaciones Civiles que realizan trabajos extraordinarios para albergar y alimentar a los animales que son olvidados en algún camino, brecha o en las afueras de la ciudad, dejándolos solos, a su suerte, quienes de manera errada buscan a sus dueños, a quienes a pesar del maltrato son agradecidos y capaces en su inmenso amor de permitir que sus dueños los lastimen, ellos no responden de manera agresiva, es tan grande su amor y fidelidad que darían su vida por sus amos o bien, permitirían que se las quitaran sin intentar defenderse. Esto debe cambiar, urge hacer conciencia sobre el maltrato animal.

LOS REMOS DE LA PANGA

REMITO: Ayer utilizaron un foro de Asociaciones Altruistas de Rescate Animal para acusar a un funcionario del Cereso de haber dado la orden de envenenar a perros de la calle. La ley es clara y dice: “El que acusa, tiene la obligación de probar su dicho”; el rumor sembrado va a topar en pared cuando con documentos y evidencias desmientan lo que se conoce como una incriminación. De acuerdo con la información proporcionada por otras fuentes confiables, dista mucho la acusación a la realidad, pero abundaremos del tema en otras entregas y con más información.

Anuncios
Compartir