Trojes y Amela, al 85 por ciento de su capacidad de almacenamiento de agua

0

*Trojes cuenta con un almacenamiento de 173.360 hm³, encontrándose en el 85 por ciento de su Porcentaje de llenado máximo; la Laguna de Amela, se encuentra al 86 por ciento, esto es 32.908 hm³ de su capacidad de almacenamiento.

Alfredo Quiles|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  Con la temporada de calor en pleno arranque, las 2 presas que abastecen a Colima para riego y registradas en la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Trojes/Solidaridad y Laguna de Amela, se encuentran a menos del 86 por ciento de su capacidad, principalmente a causa del estiaje provocado por la sequía o clima anormalmente seco que, que hasta el 15 de marzo, se extendía en el 98 por ciento del territorio colimense.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información del Agua Monitoreo de las Principales Presas de México, hasta el 21 de marzo, a nivel nacional había un déficit de 43.37 por ciento de la capacidad que las presas pueden soportar, pues se contabilizó el almacenamiento de 67 mil 697.37 hectómetros cúbicos, de los 119 mil 531.33 que puede llegar a acumular la infraestructura hídrica en el país.

En el Caso de Colima, dicho reporte nacional reporta que la Presa Trojes cuenta con un almacenamiento de 173.360 hm³, encontrándose en el 85 por ciento de su Porcentaje de llenado máximo.

En tanto que la Laguna de Amela cuenta con un almacenamiento del 86 por ciento, esto es 32.908 hm³ de su capacidad de almacenamiento.

Las entidades más afectadas por la falta de agua en sus represas son Coahuila, con sólo 14.85 por ciento de llenado, seguido de Morelos, con 22.01 y Sonora, con 23.11 por ciento.

En ese último estado se encuentran las dos presas con menores niveles de llenado, que son la presa Abelardo, en Hermosillo, con sólo .08 por ciento de su capacidad y Adolfo Ruiz, en Mocuzari, con 1.10 por ciento.

En contraste, Veracruz e Hidalgo son las de mayor almacenamiento tienen, aunque no se encuentran al tope de su capacidad, pues reportan niveles de 88.36 y 88.59, respectivamente.

Con la llegada de marzo comienza el periodo de estiaje más intenso y el nivel del caudal en ríos lagos y lagunas disminuye debido al calor y la ausencia de lluvias.

De acuerdo con el especialista, la falta de lluvias afectará principalmente a los estados del norte, tales como Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.