Trabajan Internos del Cereso Elaborando Cubrebocas

    0

    En ese sentido, al realizarse dicha visita por parte del Ombusman local, se verificó que, en principio de cuentas la actividad laboral voluntaria, (a nadie se le obliga a trabajar,) que la jornada laboral nunca es superior a 7 horas, además que dicha jornada es discontinua, ya que se da prioridad a las demás actividades que tienen los internos, tales como educativas, deportivas, terapias psicológicas, de capacitación, convivencia familiar y para que reciban sus alimentos.

    En lo que respecta al pago que se les da a los internos por parte del Patronato Integral de Reinserción Social, éste es variable en razón de lo siguiente: el proceso de la fabricación de cubrebocas tiene cuatro etapas: 1.- Corte de la tela; 2.- Costura; 3.- Armado o colocación del elástico y; 4.- Empaquetado. De tal forma que la modalidad de trabajo es a destajo, es decir se le cuentan las piezas a los internos y éste elige cuanto quiere o puede producir y en consecuencia, cuanto quiere percibir, es importante mencionar que, así como hay internos que perciben semanalmente 300 pesos, hay quienes perciben mas de 2,000 por semana.

    Cabe aclarar que el empresario no entrega directamente el dinero de la nómina al interno, sino que, el empresario lo entrega al citado patronato y éste semanalmente hace el pago al interno, por tanto la Dirección General de Prevención y Readaptación puede verificar cual fue la producción de cada interno y el pago que se le ha generado. En promedio se está pagando 383  por semana, pero se reitera que ha habido internos que han ganado hasta  2 mil pesos.    

    La Comisión Estatal de Derechos Humanos pudo constatar a través de su titular, que esta actividad resulta de todo benéfica en razón de lo siguiente: De acuerdo  con la reforma al artículo 18 constitucional, el sistema penitenciario mexicano sienta sus bases en el trabajo y la capacitación para el trabajo, así el derecho a la salud a la educación etcétera, en tal virtud, además de ser el trabajo una terapia ocupacional que coadyuva en su tratamiento técnico progresivo readaptatorio, representa un apoyo económico para las familia de los internos que se encuentran en el exterior y quienes han perdido al principal sostén económico.     

    Es de resaltar el respaldo que ha dado en lo que va de la actual administración, a esta industria penitenciaria, la Dirección General de Prevención y Readaptación Social del Estado, cuyo titular es el Lic. GUILLERMO DE JESUS NAVARRETE ZAMORA, quien desde el inicio de su gestión al frente de dicha institución revisó entre otros rubros esta actividad laboral que se había venido realizando desde pocos meses atrás de su ingreso, pero se venía realizando con algunas carencias.

    Fue entonces cuando se establecieron pláticas con el empresario el SR. JAVIER OROZCO a efecto de dotar de un mayor espacio en el interior del penal y sobre todo la construcción de una nave industrial digna, y que cumpliera con las exigencias de higiene y limpieza que demanda la norma, fue así cuando a principios de año se dotó de un espacio de metros 230 metros cuadrados, adicionales a los que ya tenia la empresa asignados para realizar esta actividad que ha resultado 100% benéfica a los internos y sus familias:   

    Compartir