TONALTEPETL

0

Por: Gustavo López Solórzano

“El planeta necesita que haya cada día más personas en este estado de conexión consciente con el Espíritu, despertando a la luz de sí mismas y anclando conscientemente su luz en el planeta. En la medida en que tomes tu lugar, podrás jugar una parte activa a la hora de ayudar a anclar todas las energías de luz en el planeta. Y, en la medida en que participes en esto, acelerarás tu propio proceso de autorrealización, expandiendo tu corazón Sagrado, profundizando tu conexión con el Yo. “Christine Day, líder y maestra espiritual, trabajadora de la luz, de origen australiana.

Segunda de dos partes:

“La gente nos pregunta que cuantas personas trabajamos aquí, cuando les digo que somos cuatro, se sorprenden, ¿cuatro para todo? Si, cuatro les respondo”. En esta colaboración termino de compartir con usted la charla que sostuve con Jesús Valencia Arceo, responsable del Parque Ecológico el Palapo. En nuestro país, de los parques zoológicos que existen 30 son aproximadamente los más significativos, aunque en muchos de ellos existe un espacio acuático adicional (acuario). Con verdadera emoción, Jesús platica sus actividades cotidianas y se nota emocionado, orgulloso de un programa en favor de la naturaleza, de la vida, sin perder el rumbo de su responsabilidad y buscando siempre mejoras.

Al fondo se escuchan diferentes sonidos, graznidos, ladridos, chapaleo, y de vez en cuando una alharaca que más bien pareciera un concierto a los cuatro rumbos. “Por ejemplo, anoche mi día se terminó a las dos de la mañana y a las siete ya estoy aquí, ¿qué duermo? Cuatro o cinco horas”,  señala Jesús mientras alimenta a los cocodrilos. “siempre tenemos mucho que hacer,” agrega, “mira, ahorita están por mandarnos 32 nuevas especies, pero quieren que las traigamos en avión y son muchos requisitos”. El responsable del Parque Ecológico el Palapo, expresa su preocupación por la falta de recursos y agrega que los gastos son muchos, pero son más las ganas de hacer algo en beneficio de la vida animal y compartirlo principalmente con los escolares, dice.

“Nosotros le hemos estado dedicando mucho tiempo aquí, pero la verdad, hemos estado cortando hasta zacate para darle de comer a los animales, el dinero no ajusta y en este momento estamos con pendientes por cubrir”.   Visitar el Parque Ecológico, ubicado en Agua Zarca del municipio de Coquimatlán, es sin duda una aventura, un reencuentro con la naturaleza y la vida animal protegida en un santuario. Los colimenses tenemos sin duda, un gran deuda con él y con su familia, pues hacen lo que muchas instituciones con recursos deberían hacer; más allá de ello, se han echado voluntariamente a cuestas un tarea titánica, renunciando a los placeres de la vida social y a la modernidad, para dedicarse de tiempo completo al cuidado de quienes nos han antecedido en la cadena de la vida, nuestros hermanos los animales, de quienes por cierto tenemos mucho que aprender.

 

ABUELITAS:

“Allá tenemos una vitrina, no sé si la viste… dice cuidado, aquí se encuentra la criatura más depredadora del planeta tierra, ¡la gente hasta temerosa!, ah y luego decimos, ¿quieres conocerla? Abre con cuidado la puerta esperando para ver con que se va a topar, un cocodrilo o algún animal salvaje, entonces la sorpresa viene cuando al abrir se encuentran con un espejo que refleja su propia imagen”. Los habitantes del parque tienen fe en la gente y en los servidores públicos de nuestro estado, confían en que la ayuda va a llegar y contribuiremos todos para seguir haciendo de este, un mejor lugar para vivir en armonía con nuestro entorno, de hecho y no solo de palabra. Es cuánto.