Respeto a la autonomía sindical exige Elba Esther Gordillo…

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

En un momento histórico para el magisterio y recién derogada la Reforma Educativa 2012 promulgada por el ex presidente Enrique Peña Nieto, quien iniciara una cacería de brujas contra quien se opusiera a ella, uno de los personajes con más liderazgo sindical era sin duda, la principal opositora al proyecto de Reforma de ése entonces, me refiero amable lector, lectora, a la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación Elba Esther Gordillo Morales; quien fue perseguida de dicho régimen por no sumarse y reconocer la Reforma, hasta que terminó en la cárcel acusada formalmente de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita en la sesión preparatoria a la que fue conducida ante un juzgado federal.

Funcionarios del Juzgado Sexto de Distrito en Materia Penal informaron que la dirigente magisterial no tenía derecho a libertad provisional, por lo que debería continuar su proceso desde la cárcel en el reclusorio oriente del Distrito Federal, en donde estuvo recluida desde el martes 26 de febrero de 2013  hasta el martes 7 de agosto de 2018, poco más de cinco años después de su detención y a un mes del triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las urnas.

No fue la única que estuvo en esa situación, muchos de los líderes sindicales, líderes de opinión y otros liderazgos del magisterio que eran leales o simpatizaban con Elba Esther, estuvieron bajo la lupa del régimen, y se realizaron diversas reuniones, una de ellas tras la caída de la maestra Elba Esther Gordillo Morales; reunión en la que se dieron cita todos los líderes sindicales en un reconocido hotel de la ciudad de Guadalajara, para definir su postura, y fue con una carpeta puesta frente a ellos, como decidieron sumarse para impulsar a Juan Díaz de la Torre, el hombre más cercano a la maestra Elba Esther y quien se suponía gozaba de todas sus confianzas, quien tenía toda la información institucional y privada de Gordillo Morales, fue el ungido para continuar con el proyecto del SNTE.

Está demás la duda que imperó todos estos años, ya que resultaba imposible que él siendo el más cercano a la maestra no estuviera implicado en dichas acusaciones, y gozando de un compadrazgo familiar y político, no haya estado en una circunstancia jurídica que lo comprometiera, de hecho, tuvo la protección de no comparecer en tiempo y forma, así como retrasar hasta tres meses su declaración. Está por demás decir que en las renovaciones de líderes sindicales, Díaz de la Torre se encargó de acomodar su ajedrez sindical, que no le funcionó por mucho tiempo, pues al salir en libertad la maestra Elba Esther Gordillo Morales, la renuncia a la dirigencia nacional del SNTE de Juan Díaz de la Torre fue inmediata.

Ayer salió Elba Esther Gordillo Morales apareció ante los medios de comunicación para decir lo que todo el mundo sabe y un porcentaje mayoritario de trabajadores de base espera, me refiero a su regreso como dirigente nacional del SNTE y fue en el marco del Encuentro Nacional de jóvenes de Maestros por México (MxM) celebrado en el municipio de Cholula, estado de Puebla, donde dijo lo siguiente: “No es un pleito personal (..) Ni el odio me puede dominar, ni sed de venganza, no la tengo, palabra de honor que no; lo que debemos tener es sed de justicia, de legalidad; yo seguí mi derecho legal y legítimo al ser exonerada de llegar a la presidencia del sindicato a cambio de que haya una elección libre con voto secreto y directo y universal, y que a través de un congreso con esas características se eligiera a la nueva dirigencia, y vamos por eso compañeros”. 

Pero además amable lector, lectora, fue en ese evento multitudinario en donde los aplausos y las ovaciones al grito de ¡Presidenta! ¡Presidenta!Lanzó dos preguntas duras 

¿El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tendrá viabilidad o se deberá de buscar una nueva forma de organización sindical?

¿No será que nos vamos a quedar como sindicato con educación básica que cada vez se achica, se achica, y lo que va creciendo es educación superior y andamos preocupados cuidándonos con los de básica y peleando los carguitos en básica e ignorando educación superior?

Pero no solo eso, definió en el evento de puebla su postura con respecto a la participación del Sindicato que represente a los maestros:  “Definamos nuestras reglas en el juego, no queremos pleito con ningún gobierno, del color que sea el gobierno, cuarta, primera, quinta, décima o vigésima transformación; mis respetos para el señor presidente, pero zapatero a tu zapato, respeto a la autonomía e independencia sindical”.

Después de los escenarios sindicales que hemos visto y tras cinco años y medio de incertidumbre vivida por casi 1.6 millones de trabajadores sindicalizados, si hacemos el comparativo del antes y el después de Elba Esther Gordillo Morales y si le añadimos un hándicap de un SNTE con Elba Esther y un SNTE sin ella, a los agremiados del SNTE, a los MxM e incluso a los de la CNTE, no les queda la menor duda, que el retorno de Gordillo Morales, es clave para recuperar la autonomía sindical y la defensa de las conquistas laborales existentes, así como de los derechos que se estarán cuidando con la Nueva Reforma Educativa del sexenio de AMLO. 

Al tiempo.

Anuncios
Compartir