Paga PAN Caro el Pragmatismo

    0

    Pero, ¿cuáles son los rostros de la apuesta “ganadora” que deja de lado los principios de Acción Nacional? En Colima, la línea doctrinaria blanquiazul se ha desvanecido ante la urgencia de ganar. El ánimo democrático basado en principios, que alguna vez fundamentó la elección de candidatos por medio de convenciones, fue desplazado por la reforma de los estatutos panistas en abril de 2008, la cual permite la designación directa de candidatos por parte del CEN.

    Esta política tiene antecedentes en Colima desde la dirigencia nacional de Manuel Espino. Sin embargo, Germán Martínez ha implementado una estrategia de desarticulación de otras fuerzas políticas locales, como el PRD.

    Así, las supuestas izquierda y derecha se funden en un proyecto que esconde identidades de dudosa reputación.

    Los instrumentos de convencimiento para adherirse al PAN llevan la sombra de la oferta de beneficios públicos por parte del gobierno federal. Los operadores son Juan Ignacio Zavala, hermano de la primera dama Margarita Zavala, y Fernando Antero, dirigente del PAN local, afirma en entrevista con reporte Índigo Carlos Sotelo, senador por el PRD.

    De 2003 a 2006, el empresario de las tostadas, Ernesto Márquez, fue alcalde perredista de Armería. Según Carlos Sotelo, el ahora candidato del PAN había aceptado contender nuevamente con las siglas del PRD. Sin embargo, tras recibir la visita de Juan Ignacio Zavala y Fernando Antero, se retractó y señaló que sólo aceptaría ser candidato perredista si contendía en alianza con Acción Nacional.

    Otro ejemplo del pragmatismo político que imperó en la designación de candidatos es Carlos Vázquez Oldenbourg, quien gobernó la capital de Colima bajo las siglas del PRD en el periodo 1997-2000.

    El partido del sol azteca le ofreció ser su candidato a Gobernador, pero el colimense expuso la dificultad de ganar la gubernatura bajo las siglas del PRD. Al final aceptó ser candidato del PAN a la Alcaldía de Colima.

    La pregunta es, ¿cuál es la oferta del PAN que lleva a la adhesión de candidatos otrora ganadores por las siglas de su opuesto ideológico, el PRD? El senador Carlos Sotelo sostiene que a ambos empresarios los mueve el interés de hacer negocios con el Gobierno Federal.

    El objetivo de Acción Nacional es ganar Colima recurriendo a quienes prescinden de la ideología por el poder. No obstante, algo salió mal en la estrategia. Acción Nacional no contaba con la traición de sus propios candidatos.

    La traición de Virgilio

    “Bueno, quién sabe, porque a lo mejor nos vamos al PRD en el 2012, porque Marcelo Ebrard anda muy bien. En el 2012 se empieza a vislumbrar una batalla entre PRD y PRI”, dijo Virgilio Mendoza, candidato panista a diputado federal por el segundo distrito de Colima, en una grabación que Reporte Índigo dio a conocer el 27 de mayo pasado.

    Además de ridiculizar al presidente de la república y al dirigente nacional del PAN, Mendoza señaló abiertamente su disposición a cambiar nuevamente de partido: ya había pertenecido al PRI y al partido local Alianza Democrática por Colima.

    Sin embargo, el pragmatismo se queda pálido ante las acusaciones que penden del pasado de Virgilio Mendoza. Por una parte, tiene un proceso de inhabilitación para ejercer funciones públicas por daño al erario de más de 9 millones de pesos durante su gestión como presidente municipal de Manzanillo.

    Compartir