LEY DE ENTREGA RECEPCIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

0

Si lo puedes soñar

Lo puedes hacer.

WALT DISNEY

Por MANUEL OLVERA SÁNCHEZ

Fue en el año de 1994 cuando por primera vez la oposición rompió con el totalitarismo partidista alzándose con el triunfo electoral en el municipio de Coquimatlán, situación que derivó en una serie de controversias entre las que destacó la referente al tema de la entrega – recepción ya que indudablemente que de ella arrojaría situaciones que comprometerían a la administración saliente. De ahí en el año de 1997 las entregas – recepción fueron subiendo de tono debido a que los partidos políticos opositores al revolucionario institucional continuaron logrando triunfos electorales en municipios representativos como Manzanillo, Colima y Villa de Álvarez, situación que acrecentó lo ríspido ya que no existía un documento legal que marcara la pauta sobre cuál sería la dinámica y los protocolos enfocados a llevar un proceso de entrega- recepción de manera armónica por parte de las autoridades salientes y entrantes . En días pasados la actual legislatura local tuvo a bien aprobar la Ley de Entrega Recepción de los Ayuntamientos del Estado de Colima en la cual el espíritu básicamente gira en torno a establecer lineamientos en los cuales impone obligaciones y derechos tanto a los funcionarios salientes como a los entrantes, lo cual indudablemente será un facilitador en materia de entrega recepción de las autoridades municipales tanto entrantes como salientes. Hoy en día, todas las autoridades que deberán entregar y las que recibirán han llevado a cabo reuniones con la finalidad de que las autoridades entrantes conozcan a cabalidad la situación en la cual se enfrentaran una vez tomando posesión, situación que los coloca en una situación de realidades ya que al contar con información real podrán con anticipación establecer estrategias y mecanismos en los cuales, a su juicio, crean que es indispensable prestar una mayor atención. Los alcaldes conocerán tanto la situación financiera y presupuestal de la administración municipal para la cual fueron electos, que si bien entrarán en funciones el 16 de octubre y les corresponderá ejercer un presupuesto con un ejercicio fiscal bastante avanzado, si les permitirá sentar las bases para elaborar un presupuesto con miras al ejercicio fiscal 2022

en el cual estarán en condiciones de aterrizar sus proyectos de gobierno municipal. No obstante que la Ley del Municipio Libre señala la forma en la que se deberá llevar a cabo la transmisión del mando en los gobiernos municipales, fue necesario promulgar una ley específica en la materia en virtud de que los anteriores lineamientos quedaban desfasados ya que al surgir leyes en materia de transparencia y acceso a la información ya no aplicaba a la realidad que se está viviendo. Un papel determinante en el tema de la transmisión del mando gubernamental en los ayuntamientos ha sido el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) al llevar a cabo una serie de cursos con expertos en la materia presupuestaria y contable que se desempeñan en la Auditoría Superior de la Federación, lo cual les otorga un panorama más amplio a los alcaldes con relación a las condiciones en las cuela recibirán sus respectivos municipios.

Indudablemente que un proceso entrega recepción deberá llevarse a cabo cuidando en todos los sentidos el que sea transparente y de cordialidad ya que de no ser asi, las condiciones no serán las apropiadas ya que en su momento la información que se hubiese ocultado a los funcionarios entrantes será de su conocimiento por lo tanto es de tomarse en cuenta que deberán priorizarse esas dos condiciones.

Los funcionarios que deberán abandonar sus funciones el próximo 15 de octubre deberán observar lo enmarcado en la Ley de Entrega Recepción de los Ayuntamientos, deberán llevar a cabo un proceso de transmisión del mando gubernamental municipal de manera unida, transparente y por consiguiente verificable, ya que de esa manera contribuirán de manera significativa con las nuevas autoridades municipales a efecto de establecer sus programas y planes de trabajo.

Al llevar a cabo un proceso transparente y verificable, las nuevas administraciones estarán en condiciones de medir la pobreza y pobreza extrema en las que se encuentren sus gobernados, ya que, el tema del COVID 19 vino a golpear de manera importante la economía de las familias colimenses y será fundamental conocer el estado en el cual se encuentran esos hogares.

Es de extrañar que a la fecha no exista pronunciamiento alguno por parte del poder ejecutivo y legislativo en el cual convoquen a quienes están participando en los procesos de transmisión del mando gubernamental en los municipios a efecto de que se apeguen a los dictados de la ley en la materia.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

Facebook: mañe Olvera sanchez

Twiter:@manolsa [email protected]

Publicidad