Lecturas: Pildoras Electoreras

    0
    –que se sepa no hubo reuniones previas entre los involucrados, digo, para que se le pueda llamar “acuerdo”-, mediante el cual, dijo, se pretende hacer frente a las adversas condiciones generadas por la crisis financiera internacional –y de sus consecutivos errores y a su falta de previsión y capacidad para sostener y levantar una economía en la que cada vez más, se abre el abismo entre los poquísimos que todo tienen y los millones a los que todo les hace falta-.

    De dicho “Acuerdo” destaca que se congelarán los precios de las gasolinas en todo el país durante todo el año, así como del gas LP -Quiero ver a ver quien va a respetar eso, cuando de antemano sabemos que frente a la complacencia y complicidad de la Profeco, recibimos kilos de 700 gramos y litros de gasolina y de diesel de hasta 400 mililitros combinados con basura y metales dañinos. También señaló que “el gobierno federal apoyará a la ciudadanía para renovar sus electrodomésticos, por aparatos modernos que ahorren energía -¿Qué esto no se viene haciendo desde hace 10 años?-. Calderón señaló que se ampliará el subsidio para la vivienda popular -humm ¡ajá! si ¿como no? Quiero ver, mientras el Infonavit sigue embargando a os que se retrasan y los bancos desalojando con la simulación y complicidad institucional a miles de familias en todo el país.

    Las reacciones no se hicieron esperar y ante las pretensiones guajiras del presidente panista el sector empresarial ya se mostró escéptico, el presidente de canacintra nacional, opinó que con la anunciada baja de precios en energía eléctrica para la industria, apenas se reducirá entre 4% y 6% el costo de producción y bueno, el propio secretario de Hacienda, el gordito Cartens, le dio una debida y puntual repasada a su jefe aseverando que para este 2009 la economía de México no crecerá y el pronóstico central es que el producto interno bruto será de 0%. Además, dijo que con el congelamiento de los precios de las gasolinas, el gas licuado de petróleo y las reducciones en tarifas eléctricas, la inflación debería –ojo: debería- reducirse 1.1% (lo que desde hoy adelanto que muy probablemente no pasará).

    Tardías, igual que las señaladas arriba, el presidente panista también presentó, precisamente en este año electoral, otras “medidas” como apoyo a personas que pierdan su trabajo –ya ¿pa´ qué? cuando tres tercios de la población total del país pena entre el subempleo y el doloroso desempleo-, ampliando 40% el programa de empleo temporal, ayuda a las industrias vulnerables del sector exportador, la ampliación de la capacidad de retiro de ahorro para el retiro, así como de la cobertura del IMSS a los desempleados –¿Cómo va a ser esto? Cuando a todos consta que ni siquiera se atiende de manera regular a los que están obligados-.

    Señaló que para apoyar a las Pymes se reducirán las tarifas eléctricas industriales y se incrementarán los recursos para otorgarles créditos. En su mensaje, lo vimos repetido en cadena nacional, detalló que se acelerará la inversión en infraestructura y destacó que los recursos para ese rubro aumentarán en 30 mil millones de pesos de los excedentes del petróleo. Además de los 25 puntos presentados por Calderón, el “acuerdo” contempla compromisos de los otros órdenes de gobierno, así como sectores sociales y productivos. El Ejecutivo ofreció mayor transparencia en el ejercicio de los recursos y el ejercicio oportuno del gasto público para enfrentar la crisis.
    Ahora se puede entender el ¿porqué? del reiterado subejercicio del gasto público, la inequitativa distribución de los excedentes petroleros y la desigual asignación del presupuesto para seguridad, que dicho sea, como ningún otro Estado de la república padece Colima.

     

    Compartir