Detienen a Individuo por Uso Indebido de Llamadas

    0

    Conforme a las primeras investigaciones la Central de Emergencias, 066, recibió una llamada telefónica el pasado miércoles 7 de los corrientes a las 21:30 hrs., de un número celular 312-10-8-39-87, identificándose la persona como Oscar Lugo, quien reportaba que en la gasolinera que se ubica en Coquimatlán, se encontraba un vehículo Sentra, color tinto, con placas de circulación FSK-6972.

    Asimismo señaló el denunciante que a dicho vehículo le habían pasado droga así como armas, y dicha unidad era tripulada por dos personas del sexo masculino.

    Ante dicha situación el operador que recibió la denuncia de inmediato reportó lo anterior a la Policía Estatal Preventiva, Procuraduría General de Justicia del Estado, Seguridad Pública de Coquimatlán y Villa de Alvarez, para que se implementara un operativo conjunto y de inmediato se localizara y detuviera a los ocupantes.

    A las 21:43 hrs., nuevamente 066 recibe nuevamente una llamada del mismo celular ya citado, señalando la persona que los ocupantes del automóvil que supuestamente llevaban droga y armas, se encontraban a las afueras de El Kiosko, que se ubica a la entrada de La Albarrada, por la Av. Anastacio Brizuela. Ante ello vía radió informó a las corporaciones ya citadas de lo anterior.

    Trece minutos más tarde la misma persona llama al 066 y ahora manifiesta que los ocupantes del carro en cuestión se encontraban en la colonia El Moralete, en el cruce de las calles Hidalgo y Graciano Sánchez, y que en dicho lugar se había bajado uno de los ocupantes, por lo que acudieron las corporaciones a dicho lugar para verificar lo anterior.

    Siendo las 22:28 hrs., del día miércoles fue localizado el vehículo Nissan, tipo Sentra, placas de circulación FSK-9872, el cual era tripulado por el probable responsable y su amigo, siendo detenidos ambos, ya que el vehículo estaba reportado que traía armas y drogas, siendo puestos a disposición del ministerio público en turno.

    Pedro Gerardo Chávez Larios, de 32 años, originario de Colima, y vecino de la colonia Nuevo Milenio, señaló ante el ministerio público que desde temprano anduvo con su amigo quien conducía un automóvil Sentra, color tinto, placas de circulación FSK-9872, y fueron a diversos lugares donde ingirieron bebidas embriagantes y finalmente acudieron a las fiestas de Coquimatlán.

    A su regreso a la ciudad capital, llegaron a los baños a la gasolinera en Coquimatlán, bajándose únicamente él, a su salida sacó su celular y sin que se diera cuenta su compañero de parranda quien lo esperaba en el auto llamo al 066 para hacer un broma con la intención de poner a trabajar a la policía, reportando que dos personas a bordo de un vehículo Sentra, que se encontraba en dicho lugar traían armas y droga, y que se dirigían a Colima. (era el auto que ellos tripulaban).

    Dijo que siguieron su camino y le pidió a su amigo que tomara la Av. Anastacio Brizuela, para luego solicitarle que se detuviera a las afueras del Kiosko, que se encuentra a la entrada de La Albarrada, y de ahí sin que se diera cuenta su compañero, por segunda ocasión marcó de nuevo al 066 informando a la central de emergencias que los ocupantes del vehículo ahí se encontraban, colgando de inmediato.

    Manifestó que luego le pidió a su compañero de parranda que lo llevara a El Moralete, dirigiéndose a una vivienda por la calle Graciano Sánchez, una vez ahí, hizo la misma operación de llamar al 066 e informarles que en dicho lugar estaban los ocupantes del auto que traía armas y drogas.

    Señaló que luego de haber hecho ésta última llamada entró al menú de su teléfono y borró las llamadas realizadas al 066, y cuando se dirigía a la casa de su familiar llegaron agentes de la PEP, quienes previa identificación procedieron a realizarles una revisión corporal, asegurándole a Pedro un celular.

    De igual forma les informaron que el vehículo que tripulaban había sido reportado que traían en su interior armas y droga, por lo que procedieron a su revisión y no se encontró nada.

    De igual forma le pidieron que prendiera su celular y luego de preguntarle su número, 044-312-10-83-987, se confirmó que de dicho aparato se habían hecho tres llamadas al 066 informando que dos personas del sexo masculino tripulaban dicha auto en cuestión y en cuyo interior traían droga y armas, por lo que ambos fueron detenidos y puestos a disposición del ministerio público en turno.

    El Gobierno del Estado a través de la Procuraduría General de Justicia, continuará trabajando todos los días para lograr la captura de quienes en el pasado o el presente han cometido hechos delictivos que vulneren los valores fundamentales de la sociedad en que vivimos, dando con ello muestra de que en Colima, no habrá impunidad.

    Se hace un llamado a la población en general para que denuncie de manera anónima hechos delictivos a la PGJ a los teléfonos gratuitos: 01 800 581 l770, 01 800 506 8360, así como al 01 800 830 6415 de atención a víctimas y prevención del delito.

    Compartir