La Paja en el Ojo Ajeno

    0
    Colima no padece actos delictivos desde el inicio de la administración del mandatario Silverio Cavazos Ceballos, desde siempre los ha habido, incluso en la entidad se han asentado importantes capos de la droga como los hermanos Amezcua Contreras, quienes por el hecho de estar detenidos, no han dejado de operar en la entidad a través de otros narcotraficantes.

    Con las desapariciones, con los decomisos de arsenales y la ejecución de algunos sujetos, queda perfectamente claro que Colima no está metido en una caja de cristal blindada, donde la delincuencia no tiene entrada, decirlo sería estar completamente fuera de la realidad. Sin embargo, esto no quiere decir que haya dejado de ser una de las entidades del país con mayor índice de seguridad, quien lo dude no tendría más que preguntar a algunas de las familias que a diario arriban para quedarse a vivir aquí, huyendo de la altos índices delincuenciales que prevalecen en los estados de donde provienen.

    Los políticos colimenses como el diputado federal del PRI, Arnoldo Ochoa Gonzáles así como los del PAN, Víctor Manuel Torres Herrera, Esmeralda Cárdenas y Jesús Dueñas Llerenas, además de la diputada local Brenda Gutiérrez, con las declaraciones que realizan en torno a la inseguridad, más que pretender coadyuvar con la problemática, utilizan a los medios de comunicación para descalificar la labor que lleva a cabo en esta materia la administración silverista, y esto debe pasar seguramente porque los legisladores panistas no se han dado cuenta de la situación que prevalece en otras entidades de la república mexicana, en donde a diario se dan casos de ejecuciones y enfrentamientos entre las mafias del narcotráfico pese a los esfuerzos del presidente Felipe Calderón Hinojosa, por combatirlos.

    Los blanquiazules y uno que otro despistado legislador del tricolor, que aún no se han percatado de estos esfuerzos, primero entonces, tendrían que ponerse a trabajar desde sus respectivas curules, y también cuestionar al ejecutivo federal sobre la inoperancia de la estrategia que está llevando a cabo para combatir a la delincuencia organizada.

    Queda claro que en los esfuerzos en materia de seguridad, los tres órdenes de gobierno; federal, estatal y municipal tienen injerencia desde los respectivos ámbitos de su competencia y para saber quién o quiénes no están haciendo la tarea en el estado, bastaría entonces hacer un análisis del tipo de delitos que se han suscitado últimamente en Colima, determinar si son del fuero común o del federal y si tienen su origen al interior o exterior de la entidad y así, comenzar a tomar acciones conjuntas tendientes a evitar más hechos delictivos que en su mayoría tienen que ver con el narcotráfico.

    Felicitación

    Contra todo lo que se diga, Mario Anguiano Moreno es el presidente municipal que más reconocimientos ha recibido de los 10 municipios que conforman el estado. El pasado jueves recibió el premio «IUS» al mejor alcalde del país, que otorgó la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho de la UNAM.
    Reconocerlo es de suma justicia, cuando regularmente por la propia responsabilidad que enfrentan, reciben más críticas que premios, que no son únicamente para el edil de la capital, sino para todo el personal que conforma su administració

    Compartir