Festejan los Colimenses el «Día de la Madre»

    0

    En Estados Unidos, la historia cambia un poco. Ana Jarvis quien era muy joven cuando perdió a su madre en 1905, decide no dejarse vencer por la pena y escribe a las personas más influyentes, pidiendo que en el aniversario de la muerte de su mamá se instaurara la celebración del día de las madres La respuesta fue positiva y el segundo domingo de mayo fue tomado entonces como la fecha para esa fiesta. La práctica se hizo ley cuando en 1914, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la fecha como el día de las madres y se declaro fiesta nacional.

    Más de 40 países alrededor del mundo apoyaron esta idea y Ana Jarvis logró ver ese resultado, otros países entre ellos México cambiaron la fecha y decidieron ponerla el 10 de Mayo. Pero siempre el fin fue el mismo rendir los merecidos honores las madres.

    En México durante la madrugada de día 10 de Mayo es tradición que mucha gente vaya a darles serenata a sus mamás; ya sea que hayan contratado algún trío, banda e inclusive mariachi, o que se reúnan varias personas para ir a cantarles a las mamás; otros aprovechan ese momento para darle algún obsequio. También se acostumbra hacer festivales para las madres en las escuelas, donde los estudiantes realizan bailables, interpretan algunos cantos, realizan alguna representación, otros cuentan algunos chistes; todo con el fin que las mamás pasen un rato agradable viendo a sus hijos haciendo algo para ellas. En muchas escuelas los estudiantes hacen algunas manualidades antes de llegar el día de las madres ya sea algún adorno para la casa, algún detalle bordado para dárselos a sus mamás el 10 de mayo.

    Muchas familias acostumbran reunirse para festejarles a las mamás, se organizan para llevar algunos platillos y comer todos juntos; luego le obsequian regalos y se trata de pasar el mayor tiempo posible con su mamá a fin de homenajearla en su día.

    EM COLIMA TAMBIEN SE FESTEJA

    Acompañamos a una familia colimense a festejar el Día de la Madre. «Doña Lolita» originaria de Jalisco y avecindada por muchos años en Armería y luego en Colima, en la colonia Placetas Estadio, festejó a su tradición el Día de las Madres con un pozole para sus hijos, nietos y bisnietos. Don Manuel, su compañero de muchos años fue el primero en felicitarla.

    Por la mañana llegó su hija Lupita, acompañada de sus nietos Conchita, Daniel y Javier; luego llegó su hijo Gerzaín y su esposa Gullermina. Por la tarde llegaro sus hijos Elías y Beatriz, quienes le dieron sus regalos. Un día antes le habían obsequiado una estufa para que hiciera el pozole que hoy degustaron alegremente.

    Feliz Día a todas las mamás.

    Compartir