España reduce presupuesto de la familia real

0

EL INFORMADOR

España.- El sueldo del rey de España seguirá congelado este año, y el presupuesto anual de su familia será reducido en un 2%, anunció este lunes la  Casa Real, que intenta limpiar su imagen en respuesta al escándalo de corrupción en el que está implicada la infanta Cristina.

La Casa Real anunció que en 2014 recibirá del Estado un presupuesto global de 7,775 millones de euros, un 2% menos que en 2013.

De esa cantidad, el rey Juan Carlos, de 76 años, recibirá un sueldo de 140.519 euros, más 152.233 euros de gastos de representación, totalizando una suma idéntica a la de 2013, según la Casa Real.

Como parte de las medidas de austeridad aplicadas para reducir su endeudamiento, el Estado ha congelado desde 2011 los salarios de todos los altos funcionarios.

La medida afecta también al príncipe Felipe, de 46 años, y a los once funcionarios de alto rango de la Casa Real.

Tal y como es costumbre, el heredero al trono recibirá la mitad de dinero que su padre (292.752 euros), es decir 146.376 euros.

Por primera vez, la reina Sofía y la princesa Letizia, esposa de Don Felipe, recibirán un sueldo diferenciado en concepto de «gastos en bienes y servicios», para que sea todo «más claro y más transparente», según un portavoz de la Casa Real.

Sus partidas representarán respectivamente el 45% y el 35% de la suma percibida por Don Juan Carlos.

La infanta Elena, la hija mayor del rey, recibirá 25.000 euros para cubrir sus «gastos de representación».

La infanta Cristina, inculpada por fraude fiscal y blanqueo de dinero, y que debe declarar el sábado ante el juez en Palma de Mallorca, no recibirá nada en 2014.

La Casa Real no le paga ningún sueldo a la hija menor del rey desde 2011, año en el que empezó la saga judicial que implicó primero a su marido Iñaki Urdangarin, igualmente imputado, y ahora a ella.

El portavoz precisó también que en 2013 el rey de España tuvo que pagar 165.189 euros para pagar sus tres operaciones.

En diciembre de 2011, la Casa Real anunció que por primera vez publicaría sus cuentas, al mismo tiempo que excluyó de los actos oficiales de la familia real a Iñaki Urdangarin.

Los salarios de la familia real fueron recortados un 15% en 2010, y congelados en 2011.