En Pascuales hay desolación y tristeza; ‘lo peor está por venir’, dicen prestadores de servicios

0

Luis Rosales Chávez|CN COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.-  Convertida de la noche a la mañana en una playa fantasma, en Boca de Pascuales sus prestadores de servicios visualizan que aún faltan cosas peores por venir.

Rocío Olivera Contreras, comisaría municipal, muestra su tristeza pues dice que son muchos los niños los que resentirán el cierre de la playa.

«A diario varios niños se vienen con sus papás, como es el caso de las personas que venden artesanías; si tú quieres ellos no venden nada, nomás están sentados esperando a sus papás, pero, ahorita, ¿a quién le van a vender si no hay nadie? Además que a algunos se les da su comida y hasta un sueldo, quienes trabajan en enramadas», señala.

Dijo que como propietarios de un negocio, la situación está muy complicada «pues solo te quedas con uno o dos empleados para que te desinfecten».

Al cuestionarla sobre si hubo comunicación precisa de parte del ayuntamiento sobre el cierre de las playas, Rocío Olivera admite que ella entregó unos documentos «que me hizo llegar el ayuntamiento, no decía que iban a cerrar pero que si vendias alimentos era mejor que cerraras para seguridad tuya y del cliente, para no enfermarnos y contagiarnos. Yo entiendo que es muy difícil la situación por que estamos parados sin trabajar pero también si nos enfermamos van hacer más días sin trabajo y pues no tenemos un hospital grande con medicamentos».

Las rutas del transporte público se suspendieron para las playas de El Real y Tecuanillo, solo funciona la ruta de Pascuales pero con horarios reducidos.

A las playas solo pueden acceder propietarios y trabajadores de negocios.

Anuncios