Comparte rector características para ser un buen profesionista, con jóvenes del Bachillerato 9

0

*“Se necesita seguir aprendiendo, sobre todo hoy en día que el mundo laboral es competido; tenemos que estudiar, leer, saber escuchar y ser mejores”: Christian Torres Ortiz.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  Este lunes, como parte de los festejos por el 58 aniversario del Bachillerato 9 de la Universidad de Colima, ubicado en Manzanillo, el rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño dio la charla “El ser profesionista, cómo hacer la diferencia”, además de inaugurar las actividades de la semana cultural de ese plantel.

Al dar la bienvenida, Francisco Gabriel Parra Lúa, director del plantel dijo a los estudiantes que dicha semana cultural “se realiza para promover el sentido de pertenencia a la UdeC a través de charlas, conferencias y ponencias magistrales impartidas por profesionistas y egresados exitosos”.

En su turno, Christian TorresOrtiz comentó que estos eventos le emocionan, “pues congregan a una gran cantidad de egresados que han contribuido al desarrollo económico, académico y social de la región”. Además, los animó a que culminen el nivel medio superior y avancen en su formación en alguna de las opciones del nivel superior que ofrece la Universidad en sus cinco campus.

En su conferencia, el rector habló de once características que considera importantes en la formación de buenos profesionistas y ciudadanos: “Como punto de partida es importante tener un objetivo claro y metas bien trazadas, además de continuar sus estudios profesionales”.

Otra característica que ayuda, agregó, es el carácter. Puso como ejemplo a los padres y madres que quieren que sus hijos estudien determinada carrera. Si ha desarrollado el carácter, dijo, el joven decidirá estudiar aquello que le gusta, no lo que los demás quieren; “el carácter nos ayuda a enfrentar los desafíos que se presentan día a día. Aquí interviene un aspecto importante: la seguridad para decir que no”.

“Para mucha gente, decir no parece una desatención, casi una grosería, pero es algo fundamental en la vida y el futuro profesional, brinda autoconfianza”. Además, dijo, “tener una actitud positiva es importante, aunque no fácil, debido a problemas económicos o de salud. No es sencillo, pero podemos mantener una actitud proactiva para cambiar poco a poco las cosas”.

Para lo anterior, prosiguió, “necesitamos disciplina; se pueden tener las otras diez características, pero si no hay disciplina, no se puede tener lo demás. Uno puede estar cansado, saturado, pero eso no justifica la falta de disciplina”. De igual modo, dijo, “la comunicación eficaz, el saber hablar y escribir bien es indispensable, sin importar la carrera que se elija. Uno debe leer”.

El sexto punto “es preocuparse por los compañeros de trabajo, independientemente del cargo que uno tenga; esto les permitirá estar cerca de la gente, conocer sus necesidades y resolverlas en el ámbito laboral. El séptimo se trata de ser resolutivo y tiene que ver con la toma de decisiones, para lo cual deben allegarse de la mayor información posible”.

Aprender continuamente, ser competente y congruente también forma parte de quienes buscan sobresalir, pues de acuerdo con el planteamiento del rector Christian Torres Ortiz, el aprendizaje no termina al concluir un grado académico: “Se necesita seguir aprendiendo, sobre todo hoy en día que el mundo laboral es tan competido; tenemos que estudiar, leer, saber escuchar y ser mejores”, dijo.

La congruencia, otra de las características que propuso en un profesionista que quiere marcar la diferencia, “es la sincronía entre lo que se dice y hace. Una persona incongruente es fácil de identificar. Si una persona habla de honestidad de manera frecuente, pero por fuera acepta sobornos, o si habla de puntualidad y llega tarde escudándose en el cargo que tiene, no está siendo congruente”.

Por último, compartió que es importante querer a su centro de trabajo: “Trabajamos mucho este tema en la UdeC, pues tenemos que conocer su historia”.

Finalmente, Christian Torres Ortiz dijo que “el orden de los puntos que les acabo de mencionar no tiene un significado, sino que se trata de tenerlos en conjunto; son como las fichas de dominó, cada pieza es importante”.

UNIVERSIDAD DE COLIMA

Coordinación General de Comunicación Social

Dirección General de Prensa

Boletín

Bioseguridad, vital para evitar enfermedades en unidades de producción: Experto

*Miguel Merlos Barajas, presidente de la Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Cerdos de Occidente, A.C. (AMVECO) participó en el II Congreso de Producción Porcina que organizó la FMVZ de la UdeC.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  

 “La gente suele creer que los cerdos son animales sucios; ésa es la mentira más grande, éstos son los animales más limpios que pueda haber de todas las especies. Nosotros los humanos hacemos parecer que dan esa imagen”, dijo Teodoro Miguel Merlos Barajas, presidente de la Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Cerdos de Occidente, A.C. (AMVECO) durante su conferencia en el II Congreso de Producción Porcina que organizó la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) del campus Tecomán de la Universidad de Colima.

Miguel Merlos comentó lo anterior al hablar de la bioseguridad, que define como la implementación de medidas que reducen el riesgo de agentes infecciosos, sean introducidos y diseminados en un granja, área o bien en una región; “es vital vigilar lo que está pasando alrededor de las granjas, desde el momento de instalar una unidad de producción”.

Agregó que el concepto de bienestar animal está ligado a la bioseguridad; “tenemos que buscar que los animales tengan acceso a una buena alimentación, al agua limpia, que tengan lugar para descansar y protegerse del medio ambiente, todo eso conlleva tener animales en buen estado y, por ende, mejor producción”.

Merlos Barajas dijo que diversas investigaciones en el mundo han confirmado que las enfermedades virales y bacterianas en animales son un problema cada vez mayor, pese a programas intensivos de vacunación y medicación, “por lo que una manera de prevenir estas situaciones es mantener buenos protocolos de bioseguridad”.

Agregó que una enfermedad puede entrar a una granja mediante los propios animales que se producen, el transporte, el personal que labora en ella, a través de la comida, de otros animales o de agua contaminada, y además puede moverse dentro de la unidad de producción debido al movimiento de los animales, los trabajadores o de roedores, insectos y animales de compañía.

“Para evitar situaciones de este tipo, se requiere que las personas involucradas lleven a cabo un conjunto de comportamientos seguros en todas las actividades que realicen, además de implementar medidas internas como la restricción de movimientos de animales, el uso de equipo de protección, programas de inmunización, tratamientos preventivos y manejos de producción adecuados”, concluyó.

Publicidad