Cayó «Zeta» que Controlaba Colima

    0

    Arnoldo Rueda es considerado, junto con Enrique Plancarte, alias «La Chiva», el segundo al mando dentro de la estructura delictiva que encabezan José de Jesús Méndez Vargas, alias «El Chango Méndez» y Nazario Moreno González, alias «El Chayo».

    Información de inteligencia señala que Arnoldo Rueda Medina, alias «La Minsa», inició sus actividades delictivas con la compra venta de vehículos robados.

    Posteriormente se vincula con José de Jesús Méndez Vargas, alias «El Chango» Méndez, Nazario Moreno González, alias «El Chayo», y Carlos Rosales Mendoza alias «El Tísico», quienes formaron una organización delictiva a la que llamaron «La Empresa».

    Junto con Rueda Medina fue detenido Francisco «N», menor de 17 años de edad, originario de Irapuato, Guanajuato, quien se encargaba del resguardo de las casas de seguridad de «La Minsa».

    En el año 2000, «La Empresa» se unió al Cártel del Golfo para expulsar a la organización delictiva de «Los Valencia» del estado de

    Michoacán. Arnoldo Rueda fungía entonces como jefe de sicarios y era el responsable de la ubicación y ejecución de los integrantes de “Los Valencia”, acciones que lo posicionaron en la cúpula de la estructura criminal.

    Durante su relación con «Los Zetas», Rueda Medina trabajó bajo las órdenes directas de Miguel Ángel Treviño Morales, alias «El 40», y Alfredo Rangel Buendía, alias «El Chicles», detenido por la Policía Federal en la Ciudad de México el 14 de agosto de 2008.

    La relación de la organización delictiva «La Empresa» con «Los Zetas» duró hasta el 2006, año en el que la organización de los michoacanos manifiesta su desacuerdo con las acciones de «Los Zetas» por el reparto de las jefaturas de plazas que esa organización tenía en su poder.

    Los conflictos entre la autodenominada «Empresa» y «Los Zetas» dieron origen a la creación de la organización de «La Familia Michoacana», en el año 2006, siendo sus fundadores Carlos Rosales Mendoza, alias «El Tísico», José de Jesús Méndez Vargas, alias «El Chango» Méndez y Nazario Moreno González, alias «El Chayo», así como Enrique Plancarte, alias «La Chiva», Arnoldo Rueda Medina, alias «La Minsa» y Servando Gómez Martínez, alias «La Tuta».

    Desde la creación de esta organización criminal Arnoldo Rueda Medina es considerado como el brazo derecho de Nazario Moreno González, alias «El Chayo».

    A la fecha «La Minsa» coordinaba la logística para la fabricación de drogas sintéticas, trasiego de marihuana y cocaína hacia Estados Unidos.

    Era el responsable de designar a los jefes de las diferentes plazas controladas por la estructura de la organización criminal en, Michoacán, Colima, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Jalisco, parte de Guerrero y del Estado de México.

    «La Minsa» infiltró a algunos mandos de las corporaciones policíacas en las zonas en donde tiene presencia «La Familia Michoacana». Dentro de su estructura contaba con grupos responsables de la asesoría jurídica y financiera de la organización. De igual forma, desarrollaba junto con Nazario Moreno González, estrategias de expansión a nivel nacional e internacional.

    Labores de inteligencia de la Policía Federal también permitieron detectar que Arnoldo Rueda Medina mantenía los contactos a nivel internacional para la importación de cargamentos de efedrina y pseudoefedrina para la elaboración de drogas sintéticas, mismas que introducía vía marítima por los puertos de Lázaro Cárdenas, Michoacán y Manzanillo, Colima.

    Además mantenía el control de los laboratorios clandestinos en Michoacán y Guanajuato para la elaboración de drogas sintéticas, y junto con Enrique Plancarte y Servando Gómez Martínez «La Tuta», determinaba las zonas de acopio y rutas para el trasiego de marihuana, así como el traslado de cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos por la ruta de la costa michoacana, por lo que es considerado el mayor introductor de droga sintética de «La Familia Michoacana» a Estados Unidos, para ello utilizaba los pasos fronterizos de Tijuana y Mexicali, Baja California, así como las fronteras de Sonora y Chihuahua.

    También coordinaba las acciones para ubicar y ejecutar a los integrantes de «Los Zetas» y de los Beltrán Leyva, que intentaban retomar el control del territorio michoacano; y organizaba la lucha por los mercados de la droga.

    Rueda Medina además supervisaba las operaciones de narcomenudeo en los municipios del Estado de México y mantenía una estrecha relación de amistad y trabajo con Servando Gómez Martínez, alias «La Tuta».

    Dentro de la organización existen grupos dedicados al secuestro, principalmente en el Estado de México, prueba de ello es la detención de Javier Ortiz Chávez, alias «El Arqui», detenido por la Policía Federal el 25 de mayo de 2009. Tras la detención de «El Arqui», su lugar fue ocupado por un sujeto de alias «Terry» que opera principalmente en la ciudad de Toluca, Estado de México.

    Esta acción es el resultado de las labores de inteligencia realizadas por la Policía Federal, mismas que permitieron identificar la estructura delictiva, la zona de operación, el modo de operar, así como la ubicación de los inmuebles utilizados como casas de seguridad de este operador de «La Familia Michoacana».

    Tras su detención, Arnoldo Rueda, quien se considera «coordinador de coordinadores» fue trasladado a las instalaciones de la Policía Federal en la ciudad de Morelia. Minutos más tarde, un grupo de sicarios de su organización atacó con granadas de fragmentación y disparos de armas de alto poder. Los agentes federales respondieron a la agresión del grupo armado, resultando tres policías heridos con esquirlas de granada de fragmentación.

    Cuando los presuntos sicarios vieron frustrado el intento de rescatar a «La Minsa», atacaron otras instalaciones de la Policía Federal en represalia por la detención de este presunto líder de la organización de «La Familia Michoacana».

    Con acciones como ésta, la Secretaría de Seguridad Pública federal refrenda su compromiso de proteger y servir a la comunidad.

    Compartir