EGRESADO DE ARQUITECTURA PARTICIPARÁ EN CONCURSO INTERNACIONAL DE ESCULTURA

    0

     

    En este encuentro artístico que se realizará del 16 al 23 de julio, Ramírez señaló en entrevista que será acompañado por Georgina González y que su escultura monumental de 5 metros, será una representación tridimensional de un grabado maya que se encuentra en Piedras Negras, Guatemala. La pieza, añadió, se inspira también en las descripciones llenas de impacto y asombro que hiciera de este ritual prehispánico el conquistador Hernán Cortés.

    El entrevistado informó también que Valloire es una comunidad francesa ubicada en los Alpes, cerca de las fronteras con Suiza e Italia, y aunque fueron invitados al concurso escultores de nieve, en esta ocasión los materiales son heno y paja debido a que se realiza en verano. En este sentido, explicó que cada escultor realizó un boceto tomando en cuenta las cantidades de material que serían asignadas para cada equipo, es decir, una tonelada de paja y una de heno y unas cuantas piezas de madera, alambrón y varilla que vienen especificados en la convocatoria.

    A pesar de ser la primera ocasión que trabajará con este tipo de materiales, Carlos Ramírez tiene una buena experiencia de trabajo con nieve, que inició en 2008 cuando participó en el International Snow Sculpture Championships de Breckenridge, Colorado, al lado de los universitarios colimenses Pablo David Elías, Josué Elías López, Omar Martín del Campo y Norma Márquez. En aquella ocasión, dijo, obtuvieron medalla de participante por su obra, Bucéfalo.

    Para el 2009 participaron en este mismo encuentro un grupo de colimenses, en esta ocasión conformado por Arturo Magallón, Marco Robles, Norma Márquez, Pablo David Elías y el propio Carlos Ramírez, con la obra Caleidoscopio, con la que obtuvieron también medalla de participante. Los frutos de este trabajo empezaron a llegar en el 2010, año en el que participaron nuevamente en el concurso de Breckenridge, Colorado ahora con un tema de la cultura prehispánica de México con “Altar a Quetzalcóatl” que obtuvo la medalla de bronce.

    Los éxitos continuaron en este encuentro cuando en el 2011 el equipo dirigido por el profesor de la UdeC, Pablo David Elías finalmente obtuvo la medalla de oro con la pieza Alebrije, mientras que para el 2012, ahora con un equipo integrado por los hermanos Carlos Miguel y Hugo Ramírez obtuvieron en The Silver Skate Festival and Winter Celebration Snow Sculpture Competition de Alberta, Canadá, una medalla de participantes por su escultura La profecía Maya.

    Finalmente la última experiencia de Carlos Ramírez se remonta al International de Sculpture sur Neige du Carnaval de Québec en Canadá, en el que el entrevistado participó junto a Jorge Santa Ana y Jorge Martínez con la obra Bucxoq y obtuvieron diploma de participante.

    El escultor señaló, en este sentido, que su participación en esta serie de concursos internacionales le ha dejado una gran satisfacción, sobre todo desde que el equipo de colimenses se ha enfocado en temas que hablan de la cultura y raíces mexicanas. Gracias a que han trabajado con esculturas de tema prehispánico, añadió, las reacciones y comentarios de los espectadores han sido favorables, pues existe una especial admiración por la cultura de nuestro país.

    “Cuando realizamos la escultura de Caleidoscopio, en Colorado, notamos que otros equipos, como por ejemplo el de Canadá, que en aquella ocasión ganó el primer lugar, contaron una leyenda de su gente en la escultura. Nos propusimos para el siguiente año, cuando ganamos la medalla de bronce, enfocarnos en temas que son representativos de nuestra cultura. Con el Altar a Quetzalcóatl en 2010 se notó la diferencia”, comentó.

    El entrevistado también señaló que haber cursado la carrera de Arquitectura en la Universidad de Colima fue fundamental en su interés por la escultura y le abrió nuevos horizontes en cuanto a este tipo de creación artística. “Estuve de intercambio en Granada, España, donde tuve la oportunidad de participar en concursos internacionales, por ejemplo, participé en un taller en Roma donde me fue bastante bien”.

    Finalmente, dijo que fue el maestro Pablo David Elías López, de la Facultad de Arquitectura, quien lo invitó por primera vez a participar en este tipo de actividades que ahora se han convertido en una pasión. “A todo mundo yo le he dicho que mi vida cambió a partir de que entré a la Universidad de Colima. Ingresar como estudiante a esta casa de estudios, y poder realizar parte de la carrera en Europa, marcó la diferencia, porque me di cuenta de lo que se puede llegar a ser sin quedarte nada más con lo que tienes en tu entorno inmediato”.

     

    Compartir