“Madrinas” y AFIS Pudieran Tener Relación con Secuestros

    0

    En tanto, el procurador general de Justicia de la entidad, Arturo Díaz Rivera, declaró que es probable que el hallazgo de un arsenal en una residencia de Colima, el fin de semana pasado, esté relacionado con el caso de las personas plagiadas.

    El acusado del secuestro fue identificado como Jesús Campos Arias, conocido como El Callejas, primo de Héctor Castrejón Campos, El Chueco, quien es señalado por la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) como “madrina” de la AFI.
    En su declaración ministerial, que este martes la PGJE difundió en parte, Jesús Campos dijo que en una ocasión su primo le comentó que trabajaba como “madrina” para agentes de la AFI y que se dedicaba a hacer levantones de comerciantes de Tecomán, para después pedir dinero a sus familiares a cambio de la liberación.

    Campos Arias, un campesino de 34 años de edad, recluido en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Colima, mencionó que a finales de noviembre fue invitado por Castrejón Campos a participar en un secuestro, con la responsabilidad de cuidar y alimentar a las víctimas -recluidas en una vivienda de Tecomán-, entre ellas los comerciantes José Luis Mojarro Carrillo y Horacio Zanic Jurado.

    De acuerdo con el detenido, después de varios días su primo y otra persona le informaron que iban a cambiar de casa a los plagiados, porque las autoridades andaban muy cerca y no querían correr riesgos, de manera que los trasladaron a la ciudad de Colima.

    La noche del 17 de diciembre, narró Jesús Campos, llegaron varios agentes de la AFI e indicaron que había cambio de planes, que la orden era dejar en libertad a los secuestrados, a quienes se llevaron en un vehículo.

    De acuerdo con la PGJE, las dos víctimas de secuestro, José Luis Mojarro y Horacio Zanic, coincidieron en que agentes de la AFI, junto con el “madrina” Castrejón Campos, intervinieron en los hechos.
    Mojarro manifestó que el 27 de noviembre, cuando se dirigía a su casa, fue interceptado por un vehículo tipo Malibú, del que descendieron cuatro hombres armados que, sin decirle nada, lo subieron al vehículo, luego de identificarse como agentes de la Policía Judicial Federal.

    A Mojarro le colocaron esposas, le cubrieron la cabeza y lo llevaron a una vivienda, junto con otra persona que luego supo se llamaba Horacio Zanic, por quien pidieron 50 mil pesos a cambio de su liberación.
    Según José Luis Mojarro, los secuestradores le pedían un millón de pesos por dejarlo libre, para lo cual lo obligaron a hacer llamadas desde su teléfono celular a fin de que se comunicara con sus familiares y les informara de las exigencias de sus captores.

    Mojarro afirmó que fue golpeado por sus secuestradores en diversas partes del cuerpo y amenazado de muerte, supuestamente por negarse a darles información sobre unos contenedores con mercancía que habían sido robados.
    Abundó que, de manera sorpresiva, el día de su liberación llegaron varias personas y le dijeron, a él y a Zanic, que se los iban a llevar para dejarlos libres. En ese momento los sacaron de la casa y los trasladaron en un vehículo, junto con otras dos personas, hasta una brecha de la comunidad Los Asmoles, a un costado de la carretera a Manzanillo.

    La PGJE informó que existe una orden de detención en contra de Héctor Castrejon Campos, El Chueco, por su probable responsabilidad penal en el delito de secuestro en agravio de José Luis Mojarro Carrillo y Horacio Zanic Jurado.
    La dependencia estatal también informó que la Procuraduría General de la República continúa con las investigaciones por el delito de privación forzada de la libertad, ya que “las dos víctimas afirman en sus declaraciones que agentes de la AFI intervinieron en este delito, además de señalar a El Chueco como ‘madrina’ de dicha corporación”.

    NOTA COMPLETA:
    http://www.proceso.com.mx/noticias_articulo.php?articulo=65021

    Comentarios

    Comentarios