El PRI descarta la privatización de Pemex

0

EL INFORMADOR

México.- En vísperas de que el Presidente Enrique Peña Nieto presente su iniciativa de reforma en materia energética ante el Congreso de la Unión, el líder nacional del PRI, César Camacho Quiroz, sostuvo que está erradicada cualquier posibilidad de privatizar Pemex.

Camacho Quiroz aseguró que su partido se pronuncia de manera rotunda y categórica contra una determinación de este tipo. Sin embargo, dijo que la paraestatal necesita un cambio profundo, una reforma transformadora, y eso es lo que se pretende tener.

Indicó que el periodo ordinario de sesiones del Congreso que inicia el 1 de septiembre y termina el 15 de diciembre será una buena oportunidad para aprobar la reforma energética. Exhortó a los legisladores a avalar esta iniciativa pero también la fiscal y la hacendaria, “porque el planteamiento fiscal o hacendario no sería el mismo con reforma o sin reforma energética porque esta es también una reforma económica”.

El presidente nacional priista expuso que la reforma energética es, si no la más importante, de las más importantes del Pacto por México.

Respecto a los puntos de coincidencia de la iniciativa energética del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la del Ejecutivo federal, Camacho Quiroz señaló que hay que esperar y evitar la conjetura sobre la reforma que propondrá el Ejecutivo en el entendido que va por delante el interés por México.

Según ”The Wall Street Journal”, Enrique Peña Nieto presentará mañana su propuesta de reforma energética y en ésta argumentará que el ex presidente Lázaro Cárdenas del Río, quien nacionalizó el petróleo en 1938, nunca se opuso a la idea de unir fuerzas con el sector privado para extraer hidrocarburos.

La propuesta de Peña Nieto, expone, se asemejará probablemente a las leyes vigentes cuando Cárdenas dejó la Presidencia en 1940. En aquel entonces, la Constitución de México fue enmendada para prohibir las concesiones a las firmas privadas, pero leyes secundarias daban la bienvenida explícitamente a la participación del sector privado en la exploración y producción de petróleo mediante contratos, incluso para compartir las ganancias o la producción.

Se prevé que la propuesta del Gobierno enmiende varios de los artículos (25, 27 y 28) de la Constitución, el núcleo legal del nacionalismo petrolero del país.

Por su parte, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, aseguró que el Congreso debe analizar y aprobar pronto la reforma energética, de lo contrario, en 2016 México podría convertirse en un importador neto de energía primaria.

Explicó que la reforma energética que enviará el Ejecutivo federal tiene como objetivos incrementar la producción de energía y darle un sentido social, además de mantener la rectoría del Estado sobre los hidrocarburos y a Petróleos Mexicanos (Pemex) como una empresa pública.

En México, aseguró, la producción de crudo y gas ha declinado en los últimos años, “estamos produciendo 2.5 millones diarios de barriles de crudo en lugar de los 3.3 millones de 2004, por lo que hemos perdido casi 900 mil barriles diarios de producción.

Comentarios

Comentarios