Un pueblo que cuida a sus abuelos, a sus niños y a sus jóvenes tiene el triunfo asegurado: papa

0

COLIMANOTICIAS

Santiago.- El papa Francisco bendijo hoy a los santiagueros desde la terraza de su Catedral, ante una plaza abarrotada, donde agradeció la calidez que ha recibido del pueblo cubano durante su visita a la isla, que finaliza hoy.

“Son ustedes amables, bondadosos. Hacen sentir a uno como en casa», dijo el pontífice en su bendición a la ciudad tras haber participado en un encuentro con familias en el interior del templo.

Francisco pidió a los cubanos que no descuiden a los abuelos, a las personas mayores, porque «son nuestra memoria viva», ni tampoco a los niños y jóvenes porque son el futuro y representan la fuerza de un pueblo.

“Un pueblo que cuida a sus abuelos, a sus niños y a sus jóvenes tiene el triunfo asegurado», indicó.

El pontífice llegó a la catedral procedente del Santuario del Cobre, donde celebró su última misa en la isla, tras un trayecto en papamóvil a lo largo de unos 20 kilómetros por las principales avenidas y calles de la ciudad en las que se habían congregado miles de personas para saludarle en una mañana soleada.

El pontífice, acompañado del obispo de Santiago, Dionisio García, fue recibido con vivas y gritos de «Francisco, Francisco», a su llegada a la plaza de la catedral.

Tras ese acto, el pontífice se dirigió al aeropuerto de Santiago, desde donde partió a Estados Unidos.

Sobre las 12:30 hora local (16:30 GMT) el pontífice abandonó Cuba a bordo del Airbus A330-200 de la compañía Alitalia en el que viaja, tras ser despedido en el Aeropuerto Antonio Maceo de Santiago por el presidente de Cuba, Raúl Castro.

En la ceremonia de despedida, en la que no hubo discursos, el Papa, acompañado de Castro, saludó antes de su partida a miembros de la jerarquía católica y del gobierno cubano, entre otras autoridades.

Una guardia de honor y los sones de los himnos de Cuba y el Vaticano completaron la ceremonia.

Raúl Castro, vestido con guayabera blanca, acompañó al pontífice, conversando con él de forma animada, hasta el pie de la escalerilla del avión donde se despidieron con un prolongado apretón de manos.

De la fachada del aeropuerto colgaba una gran pancarta donde se podía leer «Buen viaje papa Francisco».

Fuente: Excélsior

Anuncios