‘Un insulto’ y ‘autoritario’ limitar en un 3% el aumento a los trabajadores

0

*Manifiestan su inconformidad trabajadores de la Federación de Sindicatos sobre la pretensión del Gobierno del Estado. *Es “una mentada de madre” para los trabajadores, dicen.

Alfredo Quiles|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  Para la base trabajadora al servicio del Gobierno del Estado, ayuntamientos y organismos descentralizados “es un insulto”, “una afrenta” y “autoritario” el hecho de que el Gobierno del Estado y las administraciones municipales pretendan limitar en un 3 por ciento al aumento salarial y prestaciones a los trabajadores, cuando el aumento debe ser proporcional al índice inflacionario, esto es, superior al 6 por ciento.

Los dirigentes de diversos sindicatos y organismos descentralizados adheridos a la Federación de Sindicatos de Trabajadores de Ayuntamientos, Organismos Descentralizados y Gobierno del Estado, el cual preside Audelino Flores Jurado, manifestaron su rechazo y su inconformidad ante esa pretensión del Gobierno del Estado.

Es de mencionar que en días pasados (14 de marzo) la gobernadora Indira Vizcaíno Silva y los diez alcaldes de la entidad se reunieron para analizar el incremento salarial a los trabajadores del Estado y los municipios.

En dicho encuentro los participantes firmaron el acuerdo Intergubernamental de Voluntades en Materia Financiera, donde se determinó que los incrementos salariales serán de hasta 3 puntos porcentuales sobre sueldo y justificaron el hecho por los planes de austeridad y las complicadas situaciones financieras.

Los dirigentes sindicales, que sostuvieron esta mañana una reunión con los diputados del denominado Bloque Democrático por Colima, criticaron que mientras que el gobierno del Estado y el Congreso aprobaron un aumento del 6 por ciento en el presupuesto, que es proporcional al índice inflacionario, pretenden limitar al 3 por ciento el salario para los trabajadores.

Externaron que ellos buscan que el aumento salarial “sea digno” para el trabajador, pues auguraron que de entregarse únicamente el 3 por ciento este quedará volatilizado por la inflación existente, además de que las retenciones fiscales los pondrán en un predicamento. “Esa propuesta es una mentada de madre para los trabajadores”, coincidieron en señalar Teresa Ramírez y Héctor Arturo León Alam, dirigentes de los burócratas municipales de Villa de Álvarez y Colima, respectivamente.

Rechazaron cualquier imposición, pues indicaron que este aumento debe de ser negociado entre las partes y “no una imposición gubernamental”.