TRIBUS EN MORENA FAVORECEN CONFORMACIÓN DE NUEVOS PARTIDOS

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez H.

Desde el mismo momento que Morena se conformó como partido político, pero aún más desde que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente de la República, las luchas internas que hoy se ven al interior de ese instituto político se predijeron por la lucha interna que iniciaron las diferentes tribus y la falta de liderazgo de Yeidckol Polevnsky Gurwitz, ​ todavía y por encargo presidenta y Secretaria General del partido político Movimiento Regeneración Nacional.

Las asambleas fallidas celebradas para elegir al nuevo dirigente nacional de Morena, dejaron claro lo que se venía, entre ello la búsqueda de conformación de nuevos partidos que a la postre pueden pasar a ser satélites de otros con posibilidades de conseguir un buen número de votos en los futuros comicios, igual como lo hizo en antaño y en varias ocasiones el Partido Revolucionario Institucional.

La diferencia estribaría en que algunas de las organizaciones que lleguen alcanzar su registro como partido y son propiciados por políticos que ganaron en 2018 bajo las siglas de Morena, podrían venderse al mejor postor, no para conformar alianzas o coaliciones debido a que la Ley Electoral en principio se los impide, pero sí para dividir votos al aparecer en las boletas en los comicios futuros.

 Actualmente 57 organizaciones continúan en el proceso para buscar su registro como nuevos Partidos Políticos Nacionales (PPN) han celebrado, en conjunto, con corte al 9 de enero, mil 395 asambleas -distritales y estatales-, las cuales, en su momento, deberán aún ser validadas por la autoridad electoral.

De acuerdo con la Ley General de Partidos Políticos (artículo 12, LGPP), para convertirse en PPN las organizaciones deberán llevar a cabo un mínimo de 20 asambleas estatales con 3 mil afiliaciones cada una o 200 asambleas distritales con 300 afiliaciones cada una. Adicionalmente, todas deberán realizar una Asamblea Nacional Constitutiva y aprobar los documentos básicos que regirán al nuevo partido político: declaración de principios, programa de acción y estatutos.

En cuanto al mínimo de afiliaciones, cada organización debe reunir 233 mil 945 afiliaciones, equivalente al 0.26% del Padrón Electoral (artículo 10, LGPP). Para ello, además de recabar afiliaciones durante las asambleas, las organizaciones pueden hacerlo mediante la aplicación móvil, así como por las cédulas en papel en los municipios contemplados en el régimen de excepción (conformado por los 283 municipios clasificados como de “alta marginación” por el Consejo Nacional de Población).

Las afiliaciones que cada organización envíe o entregue —por vía de las asambleas, aplicación móvil y régimen de excepción—, así como la validez de cada asamblea es preliminar, en tanto el Instituto:

Garantiza la validez y autenticidad de las afiliaciones.

Asegura que no participen entes prohibidos como sindicatos a lo largo del proceso de celebración de asambleas o al recabar afiliaciones con la aplicación móvil.

Verifica que las y los afiliados se encuentren vigentes en el padrón electoral.

Corrobora que no hay doble afiliación entre organizaciones que buscan registrarse como partidos políticos nacionales ni con partidos políticos nacionales o locales con registro vigente.

Verifica que las organizaciones cumplen con todas las obligaciones de fiscalización.

En Colima se han celebrado más de 15 asambleas distritales y una estatal, esta última celebrada y lograda por la organización Fuerza Social por México al alcanzar más de 4 mil registros con lo que prácticamente estaría logrando más de 20 asambleas a nivel nacional, considerando la que logró también en Tamaulipas.

De ahí que a eso se deba el pánico y enojo del diputado Vladimir Parra, quien acusó sin prueba alguna que la agrupación política “Fuerza Social”, quien realizó su asamblea estatal el pasado domingo, utilizó el nombre de “Morena” para movilizar a los ciudadanos. Como si la simple marca morenista fuera suficiente para atraer voluntades y la gente fuera tonta para dejarse engañar.

*Se dice que…

El diputado local Vladimir Parra Barragán en lugar de asegurar que tienen testimonios de propios militantes de Morena que fueron invitados mediante engaños, “ofreciéndoles 200 pesos y convocándolos para asistir a una reunión (Fuerza Social por México) donde supuestamente hablarían de proyectos productivos de Morena y de Andrés Manuel López Obrador”, debería preocuparse más por contar con un padrón confiable de personas afiliadas a Morena, para luego entonces poder reclamar que los más de 4 mil asistentes a la Asamblea de Fuerza Social eran de la trinchera de Morena, porque para su conocimiento el último registro que hayan hecho los ciudadanos, es el que cuenta ante las instancias electorales.

*Será hasta el 1 de julio próximo que podríamos hablar de nuevos partidos nacionales.

Anuncios
Compartir