TONALTEPETL

0

Por: Gustavo L. Solórzano

Si las elecciones se ganaran en las redes sociales, quien sabe cómo le iría a los suspirantes. Muchas personas son aferradas, cerradas y groseras, faltas de respeto, diría mi madre, “por tan poco enseñan el cobre”. Y bueno, usted que me lee, sabrá lo que el expresidente Fox, hasta pena me da citarlo, dijo hace un par de días, en donde literalmente les mentó la madre a “todos los que nos gobiernan” incluyendo a militares, en referencia a la situación de Acapulco.

Hoy las autoridades militares, en atención a las instrucciones del presidente, han tomado bajo su responsabilidad la distribución de ayuda para los damnificados. Es penoso recordar que en otros sexenios  la confianza en algunos servidores públicos, se perdió, porque abusaron e incluso dejaron que se perdieran toneladas de víveres en más de una ocasión.

Naturalmente algunas personas y difamadores pagados, siguen desinformando a la opinión pública, llevando agua al molino de malos mexicanos, que se esfuerzan por desestabilizar al país. Lo preocupante es que en el colmo de su cerrazón, algunos ciudadanos piensan tener la verdad absoluta y desgarran sus ropas frenéticamente, para hacer valer su opinión. Amistades, familiaridades, se terminan por la falta de madurez de unos y el egocentrismo de otros.

Sobra decir que en cada sexenio expresidentes, ex senadores y ex en todos los puestos, son señalados por varios cargos, no siempre probados. La sociedad está politizada, lo he señalado, las redes sociales están saturadas de personas que las utilizan para agredir, ofender y descalificar. Naturalmente la mayoría desde el anonimato. Mención aparte, ninguna autoridad se hace responsable de normar y por qué no, encauzar adecuadamente.

Cierto o no, las acusaciones de unos y otros partidistas, enfadan, cansan, molestan, ojalá compraran su propia página y ahí dieran rienda suelta a su frustración  y pobreza de criterio, pero no, lanzan  a diestra y siniestra su enojo, su dolor y su tristeza. En lugar de utilizar su potencial para construir y edificar en bien de una mejor sociedad. ¿A quién van a convencer así y de qué? En fin, que la nación se los demande.

Hay ocasiones en que quienes difundimos la información cotidiana,  predicamos en el desierto, mas no por eso, dejamos de insistir, mientras sirvamos a la ciudadanía. Esto viene a colación porque en el centro de la ciudad, sobre la avenida Maclovio Herrera, existe un severo foco de contaminación que mediante aguas negras, se desecha al rio sin que ninguna autoridad tome cartas en el asunto. Sobre el tema de contaminación, hace días fue señalado otro grave foco de riesgo para la población y la flora y fauna del municipio de Villa de Álvarez.

Lo peor es que es una institución de renombre, y me refiero al seguro social, conocido como hospital general de zona número 1. Resulta que “todas las mañanas y otras veces por la noche”, según la denuncia ciudadana, el imss vierte aguas negras en vía publica. Lo anterior representa, como ya lo he señalado, un grave riesgo no solo para los alrededores inmediatos sino para la población en general. Pues al interior de las clínicas, todas, se generan residuos altamente tóxicos.

Por si lo anterior fuera poco, los naturales olores que de ahí emanan, son el azote de los vecinos que sin deberla y sí temerla, se ven diariamente afectados. El llamado urgente es a la conciencia de la autoridad competente, que el imss numero 1 deje de contaminar, so pena de pasar a ser el último en materia de salud, y que así,  los vecinos puedan respirar tranquilos y comer rico.

ABUELITAS:

Apenas empieza la feria y ya hay inconformidad por lo que al parecer son precios elevados. No solo en los espacios de esparcimiento sino también en los productos alimenticios. Iré a darme una vuelta para constatarlo y saber cuál es la realidad. Ya las platicaré.

Mientras eso sucede, elevo mi rezo por los suyos y los míos, por aquellos que trascendieron. Es cuánto.

*Las opiniones expresadas en este texto de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles CN COLIMANOTICIAS.