TONALTEPETL

0

Por: Gustavo L. Solórzano.

La llegada de un nuevo gobierno implica sanamente obligados, cambios en quienes cuentan con una responsabilidad en las oficinas que dependen de la administración estatal.  De manera reiterada, la gobernadora electa ha manifestado la importancia de estar cerca de la gente, transparentar al gobierno y servir a los ciudadanos. Esa es sin duda, una base sobre la cual debe descansar toda administración; muchos servidores públicos actuales, tanto femeninos como masculinos, han errado de manera garrafal su forma de servir. Pues se han olvidado de hacerlo sin distingos de color partidista y fuera de toda actitud personal, por lo que han caído en revanchismos, señalamientos y descalificaciones a quienes piensan de manera distinta a ellos.

Actitudes impositivas y berrinchudas, han sido el común denominador en algunas áreas, e insisto, beneficiando solo a quienes “piensan” igual. El doble discurso de los ganapanes administrativos con jerarquía, ha sido su emblema, pues por un lado repiten supuestas “bondades” y en lo oscurito, golpean a quienes consideran sus adversarios, tan solo por no ser parte de su circulo partidista. El lema de gobernar para todos, queda en el pódium del olvido cuando la gente tiene poder y cuando se les acaba, hasta se vuelven amables y van por la calle buscando la cara de los transeúntes para saludarlos.

Bien hace el dirigente estatal de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Sergio Jiménez Bojado, al advertir que, “funcionarios que fallen en ‘No Robar, No Mentir y No traicionar’, será su debut y despedida”. No ganó el bronco, si no, ya muchos tendrían sus manos en remojo, así que ojalá que la sociedad se sume al nuevo gobierno y que quienes obtengan una responsabilidad al interior de la nueva administración, lo hagan con pleno conocimiento de causa. Cumplir con amabilidad y buen trato, con verdadera humildad, sencillez y vocación de servicio, teniendo presente que quienes llegan a un puesto, pasajero, por cierto, se deben a la sociedad que les dio su voto y a los que no, también.

 Así que sobre aviso no hay engaño, desde luego que la ciudadanía desea que esto aplique también para los servidores públicos de otros partidos, cuya función entrará en vigor a la par de quienes señalé anteriormente. Ojalá que los dirigentes de los demás partidos beneficiados por la ciudadanía, se pronuncien al respecto y sepamos que pasará con aquellos que incumplan o abusen su puesto o del compromiso laboral que ocupen. Sin duda, los ciudadanos estaremos pendientes y habremos de dar fiel seguimiento y sumarnos en un ¡ya basta! A los servidores deficientes, arbitrarios, omisos y prepotentes.

Cambiando de tema, hoy la ciudad de Colima en muchas de sus principales calles y avenidas, luce como una película de guerra, llena de profundos y peligrosos baches. Mismos que no solo dañan a los vehículos, sino que pueden ser causa de un accidente inesperado, por lo abundante y continúo. Ojalá que el área correspondiente del ayuntamiento, atienda con carácter de urgencia, tal necesidad.

Aberrante, irrespetuoso y a todas luces lucrativo, es el negocio en donde otorgan Terapias de Conversión y ofrecen “curar” a personas de la homosexualidad. César Guerra, presidente de Redefine Colima, ha denunciado lo que a todas luces un engaño a la población. Imagine usted, la promesa es que con cinco sesiones se curará la homosexualidad. Un trabajo mas para las autoridades de salud y desde luego para la justicia estatal.

ABUELITAS:

Cuando pequeñas cantidades de hidrógeno, dióxido de carbono y metano se juntan con el sulfuro de hidrógeno y el amoníaco en el intestino grueso, se generan los flatos, llamados comúnmente pedo. Naturalmente, aunque usted traiga ropa interior, faja y pantalón, el olor llega a quienes están alrededor de quien lo emite, es decir, la ropa no detiene el olor, en consecuencia, yo me pregunto ¿Un cubre bocas detendrá a un virus mortal? Es cuánto.

Publicidad