Tercera Competencia de Kayak Manzanillo 2019, dando valor a los grandes eventos

0

José Luis Cobián|CN COLIMANOTICIAS

Manzanillo, Col.- Nuevamente en nuestras aguas marinas disfrutaremos de las elegantes alineaciones de kayaks sobre las que el sol y el atardecer se sentarán para regodearse con el movimiento de los brazos y las rodillas de los participantes, reconociendo en esta actividad un tesoro escondido revelado tan solo para los que realizan la práctica del canotaje, que cada vez conquista un mayor terreno en el Pacífico Mexicano.

En lo que a mí respecta hoy la “3ª Competencia de kayak y Stand Up Paddel Manzanillo 2019”, es objeto de la mayor atención por otros estados, como de visitantes y locales, quienes se darán cita este sábado 23 y domingo 24 de noviembre ya sea como  participantes o tan solo para disfrutar de este gran evento que será el punto de reunión más concurrido de nuestro puerto.

En este sentido el Dr. Rubén López  Calderón, presidente del Club de Canotaje Manzanillo  A.C. aportará nuevamente su prestigio personal con el mérito propio, basando sus experiencias que lo han convertido en uno de los actores que mejor ha conectado, junto a su gran equipo, con los kayakistas locales y de diversos estados, incluso, con extranjeros. “Este año tenemos más gente y por primera vez contamos con participantes extranjeros entre ellos un canadiense, dos japoneses, dos alemanes y un español”. Comentó.

En entrevista con López Calderón compartió que este 23 a las 17:00 Hrs. dará inicio con la categoría Kanotaje Olímpico de Pista, denominada así porque se desarrolla en aguas planas, como son lagunas o presas, pero en nuestro puerto el escenario perfecto para realizar esta competencia de velocidad en 500 metros, será entre el Muelle Fiscal Viejo y el Muelle de la Armada en el Centro Histórico.

Agregó, que esta categoría es nueva y para garantizar su permanencia vendrá un club de canotaje olímpico de Villa Victoria, Estado de México, acompañado por una juez internacional perteneciente a la Federación Mexicana de Kanotaje, con lo que se espera pasando el evento, gestionar la afiliación a dicha Federación.

Por otro lado el domingo 24 a partir de las 8 de la mañana se espera dar seguimiento a las actividades bajo un sol centelleante sobre la suave y azul alfombra de agua que se extiende por la escollera de Las Brisas hacia el hotel sede Marina Puerto Dorado, que será sobrevolada por parapentes, y acompañada por el espectáculo de los remolcadores cuando avientan el chorro de agua, convirtiendo todo en una gran fiesta kayakera.

El costo por participante es de 350.00 pesos, niños y adultos, el kit incluye una playera alusiva, diploma de participación, cilindro de agua, un power, cena de carbohidratos el sábado 23, la rifa de un Kayak, medalla  a los tres primeros lugares de cada categoría y finalmente un convivio al terminar la competencia.

“Se cuenta con participantes de Melaque, Barra de Navidad y tres clubes de Manzanillo, así como siete estados de la república en la modalidad de kayak, como son  Veracruz,  Querétaro, Estado de México, Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí y Baja california norte, uno más que el año pasado”.

Reiteró la invitación para que asistan, sino a remar, a que observen la calidad de la competencia y conozcan este bella actividad que fomenta el deporte en la juventud,  donde el fin principal es promover el destino turístico, pero lo más importante, la convivencia familiar, por ello paralelamente realizarán actividades como figuras de arena, sin costo, donde los treinta primeros niños se les regalará una playera y a los tres primeros lugares se les dará un premio especial”.

“Invitamos a la gente a que se acerque que no piensen que es exclusivo para profesionales, hay categorías de principiantes de kayak pequeño que venden en las tiendas de autoservicio o kayak inflables de tres kilómetros, por lo que pueden participar todas las edades como principiantes o como avanzados”

Para concluir, Rubén es conocido por su generosidad y por ser hábil maniobrero del kayak, habituado a navegar bajo cualquier tipo de tormentas, que cuenta con esa lucidez del extremo meridional de América del Norte, hecho de atardeceres, que tras un “Bon voyage” (buen viaje) comienza la aventura, hasta poder distinguir su kayak entre el cielo y el océano a su regreso, flanqueado  por sus compañero de aventura, para dar testimonio de los lugares y el encanto que se vive en la mar.

Anuncios