SIN CULTIVOS Y CON CREDITOS POR PAGAR QUEDARON PRODUCTORES DE PAPAYA

    0

    Refirió que están preocupados porque no existe para el campo un programa de rescate como el Fonden, y ahora los productores no tienen cómo pagar sus créditos, “están arruinados”.

    “Todas las unidades productivas que estuvieron cerca de ríos y arroyos, todas fueron devastadas. Lo que va de Manzanillo a Cihuatlán son zonas muy afectadas, incluso ya fue incosteable trabajar con ellas”.

    Sin embargo, resaltó que el principal daño no es ese, “el principal daño que nosotros sufrimos se le llama estrés hídrico y ese daño sucede cuando nuestros cultivos se inundan y tardan dos o tres días, entonces la raíz del árbol con agua provoca que la planta no pueda respirar y pierda comunicación con la parte superior”.

    “Así que los daños más difíciles apenas los vamos a empezar a notar en dos o tres meses, entonces vamos a saber qué tanto de nuestro cultivo fue lo que salió afectado”.

     

    SUPERFICIE PERDIDA

     

    Cárdenas Morales hizo hincapié en que “todos los productores que no sufrimos algún daño por arrastre, tenemos mínimo 5 por ciento de nuestras áreas afectadas y en suma de daños entre un 20 y 30% de zonas que se perdieron”.

    “Aun no hay un estimado económico de daños porque los daños todavía están apareciendo; hay muchos huertos que apenas se demuestran los resultados y no podemos cuantificar, por lo pronto estamos tratando de buscar apoyos”.

    “Sé que Gobierno del Estado está haciendo un esfuerzo grande por tratar de bajar recursos a través de gobierno federal, para dirigirlos a los productores”.

    Resaltó que en los últimos años se logró tener alrededor de 2 mil y 2 mil 200 hectáreas de papaya, con lo que se producen 100 mil toneladas de fruta al año, de las cuales la mitad se exporta y la otra se comercializa a nivel nacional.

    Subrayó que el 95% de producción nacional se exporta a Estados Unidos, siendo Colima el estado que más exporta esta fruta.

    “Nos vamos a ver muy golpeados en la exportación porque por Jova vamos a perder mucha superficie cultivada”.

     

    Compartir